6 de abril de 2015 11:37

El café, además de ser inofensivo para la salud, podría proteger de enfermedades

Según estudios realizados desde el año 2000 beber café de forma moderada puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovascuiares, alzhéimer, parkinson y ciertos tipos de cáncer. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Según estudios realizados desde el año 2000 beber café de forma moderada puede ayudar a prevenir enfermedades cardiovascuiares, alzhéimer, parkinson y ciertos tipos de cáncer. Foto: Enrique Pesantes/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 5
Indiferente 3
Sorprendido 18
Contento 83
Agencia AFP

El café, una bebida a menudo controvertida, es por lo general inofensivo para la salud y podría proteger de enfermedades cardiovasculares, alzhéimer, parkinson o de la diabetes, incluso si es descafeinado.

Esta es la conclusión de varios estudios publicados en el mundo en los últimos años. En febrero, un comité de expertos independientes del gobierno estadounidense que hace recomendaciones cada cinco años para la guía dietética en Estados Unidos, señaló que la mayoría del tiempo el café no es perjudicial para la salud.

Miriam Nelson, profesora de nutrición de la Universidad Tufts de Boston, y miembro de este comité.  asegura que se han examinado "todos los estudios y nada indica efectos nocivos del café en la salud, con un consumo moderado de tres a cinco tasas al día", o un máximo de 500 miligramos de cafeína.

En una entrevista con la AFP, Nelson señalo que se ha constatado "una disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares, de Parkinson, diabetes y algunos tipos de cáncer", de la próstata y del seno. "Los resultados son sólidos y es una buena noticia para las personas que beben café", estima Nelson.

Por otro lado, Tom Brenna, profesor de nutrición y de química de la Universidad Cornell de Nueva York, quien también es miembro de esta comisión de expertos, pide sin embargo no exagerar sobre los beneficios del café, puesto que su mecanismo de acción sigue indeterminado. "Sería una mala idea decir a la gente que el café pude curar el cáncer", señala.

Lo que la comisión constató al analizar varios estudios es que "beber diariamente entre tres y cinco tasas de café no tiene ninguna consecuencia negativa en la salud de la población general. Esta bebida parece incluso tener efectos protectores", añade.

Pero, las mujeres embarazadas deben limitar, por precaución, su consumo de cafeína al día a 200 miligramos, es decir dos tasas, subraya. Explica además que ningún estudio muestra que el café esté relacionado a los nacimientos prematuros.

Arterias más limpias

 Para la profesora Nelson, se debería también hacer más estudios sobre los efectos de las bebidas cafeinadas, populares entre los adolescentes y los jóvenes adultos, para determinar los niveles de toxicidad de la cafeína. Hace también hincapié en el riesgo de consumir calorías adicionales, sobre todo en Estados Unidos, donde por lo general se añade crema o azúcar al café.

Ambos científicos afirman que los beneficios del café, cuyos granos contienen más de 1 000 moléculas diferentes, van más allá de la cafeína y podrían explicarse por los antioxidantes como los polifenoles, también presentes en el vino rojo y el cacao.

Esto podría explicar los resultados de un reciente estudio realizado entre 25 000 hombres y mujeres en Corea del Sur, que muestra que aquellas personas que beben entre tres y cinco tazas al día tienen arterias más limpias, con menos placas de colesterol responsables de enfermedades cardiovasculares.

Por el contrario, el café sí tiene un efecto preventivo contra la enfermedad de Parkinson, como ya fue observado en un estudio del 2000, que muestra claramente el rol de la cafeína en algunos receptores del cerebro, precisa el profesor Brenna.

Asimismo, algunos estudios revelaron una relación entre el café y una incidencia menor de la enfermedad de alzhéimer o la esclerosis múltiple.

Estudios de investigadores de la Universidad de Harvard en 2011 muestran una reducción de 20% del riesgo de depresión en las mujeres al beber al menos cuatro tazas por día de café descafeinado.

Otro, publicado en 2006, realizado entre 90 000 mujeres en Estados Unidos, muestra una reducción relativa del riesgo de volverse diabético bebiendo entre dos y tres tasas de café por día, sea o no descafeinado.

Incluso, una investigación realizada por institutos estadounidenses de salud (NIH) realizada entre 400 000 hombres y mujeres de 50 a 71 años en Estados Unidos muestra una reducción de 10% de la mortalidad, por cualquier causa, excepto el cáncer, entre las personas que beben varias tazas de café por día.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (67)
No (1)