27 de abril de 2016 09:55

La cabeza de Lenin vuelve a ver la luz en una exposición en Berlín

Un hombre observa la cabeza de la estatua de Lenin desmantelada en 1991 y que será parte de la exposición 'Revelado. Berlín y sus monumentos'. Foto:  EFE

Un hombre observa la cabeza de la estatua de Lenin desmantelada en 1991 y que será parte de la exposición 'Al descubierto. Berlín y sus monumentos'. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia DPA

Primero dominó una plaza en el centro de Berlín hasta la caída del Muro, después cayó en desgracia y fue partida en pedazos y enterrada en un bosque cercano y ahora forma parte de una exposición permanente: la cabeza de Lenin vuelve a ver la luz.

Tras más de dos décadas bajo tierra y tras un debate sin fin sobre si no era mejor dejarla donde estaba, la cabeza de granito rojo de 1,7 metros de altura y 3 900 kilos de peso podrá contemplarse a partir del viernes 29 de abril de 2016 en la muestra 'Al descubierto. Berlín y sus monumentos', en la ciudadela de Spandau, en el oeste de la ciudad.

"Estoy feliz y muy contenta", aseguró hoy la directora del museo en la ciudadela de Spandau, Andrea Theissen, durante la presentación a la prensa de una exposición cuya idea se remonta 16 años.

El pasado septiembre, una grúa se encargó de sacar la gigantesca cabeza del revolucionario ruso oculta en una colina de tierra en un bosque en el sureste de la periferia de la ciudad después de la caída de la República Democrática Alemana (RDA).

Una acción menos espectacular que cuando surcó los cielos de Berlín colgada de un helicóptero en la famosa película 'Good Bye, Lenin!'.

"La mostramos tal y como la encontramos", indicó la directora del museo sobre la cabeza de la estatua de Vladímir Ilich Lenin (1870-1924) que estaba ubicada en la plaza homónima, que hoy en día se llama la Plaza de las Naciones Unidas.

El monumento, obra del escultor soviético Nikolai Tomski, se inauguró por todo lo alto con motivo del centenario del "fundador del Estado soviético" en abril de 1970.

En noviembre de 1991, unos obreros la trasladaron con una grúa y una excavadora tras la caída del Muro en noviembre de 1989 y la reunificación alemana un año después. La estatua fue dividida entonces en 130 partes y enterrada, pero sólo la cabeza podrá contemplarse en la nueva exposición permanente.

El resto del cuerpo del monumento sigue oculto. Junto a la estrella de la exposición, bustos con narices rotas o torsos sin brazos serán exhibidos en una muestra cuyo objetivo es acercar al público a la rica historia de la capital germana.

"Cada pieza cuenta su propia historia", comentó Theissen. La muestra permanente instalada en la antigua fortaleza militar abarca un centenar de obras que datan desde el siglo XVIII hasta la reunificación alemana, en 1990.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)