23 de enero de 2016 00:00

Burdeos tiene un nuevo estadio que parece un templo

El estadio se incorpora a las características paisajísticas de su entorno. Foto: plataformaarquitectura.com

El estadio se incorpora a las características paisajísticas de su entorno. Foto: plataformaarquitectura.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir

Burdeos es la capital de la región gala de Aquitania. La ciudad es conocida mundialmente por sus vinos, pero es igualmente famosa por su arquitectura clásica y neoclásica, que se ha mantenido prácticamente igual por 200 años.

Una nueva estructura llegó a completar esa perspectiva urbana: el nuevo estadio de la urbe, sede del FC Girondins. A pesar de su diseño contemporáneo se lo compara con un edificio clásico, por su estructura plinto -graderío-cubierta, que caracterizaba a los templos griegos y romanos.

Con capacidad para 42 000 espectadores, que gozarán de una excelente visibilidad gracias a su geometría y forma orgánica, el campo de 68 por 105 metros también se pensó para acoger otros tipos de eventos, ya que en él se realizarán partidos de rugby, conciertos, actos empresariales y otros espectáculos masivos, según el sitio Arquitectura Viva.

Este portal detalla, asimismo, los tres principales elementos que constituyen este proyecto: el graderío, los espacios de transición y la imagen del conjunto. El estadio, que acogerá cinco encuentros de la Eurocopa 2016 y otros partidos europeos, fue diseñado por el reconocido estudio de arquitectura suizo Herzog & De Meuron, que tiene una importante trayectoria en la construcción de edificaciones para fines deportivos, junto con los grupos de construcción Vinci y Fayat.

Según la página de Plataforma de Arquitectura, su estilo elegante y ligero, además de su pureza y claridad geométrica, transmiten una sensación de monumentalidad, por lo que sus creadores lo comparan con un templo clásico.

La principal diferencia radica en las grandes escaleras del estadio, que desdibujan los límites entre interior y exterior.
La edificación consta de dos niveles superpuestos, divididos en cuatro secciones adicionales y protegidos de la intemperie por un dosel de techo elegante, que tiene una forma rectangular singular.

La forma de la cubierta fue pensada en dos condicionantes: dejar pasar la luz del sol y reforzar la visión de los espectadores en el campo de juego. La estructura interior también refuerza la atención de los espectadores, mientras que externamente una serie de esbeltas columnas rodean la estructura, dotando al volumen de calidad y ligereza.

Una cinta de puestos de comida y baños para los visitantes se distribuye a lo largo de las columnas. La distribución de los diferentes elementos del estadio es tal, que perderse es casi imposible. El ‘bowl’ incluye espacios VIP en el este y el oeste, ubicados de manera uniforme. Existen, asimismo, espacios reservados para el encuentro entre los jugadores y los medios de comunicación.

El trabajo en el sitio comenzó en el 2013, luego de que el proyecto diseñado por Herzog & de Meuron ganara un concurso público en el 2011.  Las cualidades arquitectónicas de este nuevo escenario deportivo se integran al gran paisaje de Burdeos, gracias a su disposición geométrica minuciosa y sus columnas que, aparentan un hermoso bosque blanco que rodea la estructura. Eso, con los movimientos de la gente, dota de vida al lugar.

El nuevo estadio de Burdeos, anota Plataforma de Arquitectura, armoniza a la perfección con el lugar en el cual se encuentra localizado: con un paisaje plano y abierto, en los alrededores del Centro de Exposiciones de Burdeos, a lo largo de la orilla del lago.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)