26 de febrero de 2016 21:29

Alternativas para lograr ese deseado tono bronceado

Bronceado artificial con soplete y cabina en Sun Canela

Bronceado artificial con soplete y cabina en Sun Canela. Foto: Diego Pallero /El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Paola Gavilanes
Redactora (I)

Aerógrafo, cabinas UV, cremas… son las opciones a las que la gente recurre para broncear su piel sin necesidad de exponerla a los rayos del sol. Ese tono deseado por muchas mujeres, sobre todo por aquellas que tienen la piel muy blanca, se produce por el incremento de un pigmento corporal llamado melanina, que se sintetiza con la exposición de la piel a la radiación de la luz ultravioleta.

Sin embargo, una exposición frecuente y prolongada puede traer problemas como cáncer de piel, envejecimiento prematuro, quemaduras, según la doctora Bertha Bayancela. De allí la necesidad de incorporar alternativas más saludables para la piel. Esos traumas surgen, sobre todo, por la exposición al sol entre las 09:00 y 15:00.

Antes y después de ese horario es importante tomar los rayos –con el uso adecuado del protector solar- para que el cuerpo produzca vitamina D. Esta vitamina es importante porque favorece la absorción del calcio, fundamental para el fortalecimiento del sistema óseo.

Ese beneficio, precisamente, ofrece el bronceado en cámara UV. A diferencia de los rayos naturales del sol, en la cabina se puede controlar el tiempo de exposición. “Todo depende del tipo de piel”, asegura Charlie Salcedo, de Sun Canela.

Con ello se evitan las quemaduras. Eso sí, aclara, es importante que la cámara sea manejada por gente con el suficiente conocimiento, ya que una exposición prolongada también podría producir quemaduras.

El bronceado en cámara UV es progresivo. Se lo realiza minuto a minuto y en varias sesiones. Las personas que tienen piel extremadamente blanca, por ejemplo, empiezan con cuatro minutos.

Una persona con piel más oscura permanece más tiempo dentro de la cámara. Se estima que el bronceado ‘ideal’ tome entre cuatro y cinco citas. En el segundo encuentro las mujeres de piel muy blanca reciben seis minutos de bronceado y así sucesivamente.

Los especialistas son los encargados de sugerirle el tono adecuado al cliente: hombre o mujer. Otra de las ventajas de este sistema es que las personas consiguen un tono uniforme en todo el cuerpo, pues el cliente tiene la opción de ingresar a la cabina completamente desnudo, algo difícil de hacerlo al filo de la playa.

Antes de ingresar a la cámara es importante exfoliar la piel, es decir, eliminar las células muertas que se acumulan durante el día; y cubrir los ojos con unas gafas especiales. También puede ingresar con una toalla sobre la cabeza.

Antes, también es fundamental consultar a un especialista, sobre todo, si se tiene problemas en piel como manchas, salpullido, acné… Una vez logrado el bronceado deseado, tiene hasta 30 días para usar vestidos, terno de baño.

El aerógrafo, en cambio, ofrece un bronceado casi instantáneo. Toma una sola cita –entre 5 y 10 minutos- y permanece en el cuerpo entre 7 y 8 días. La duración dependerá de la exfoliación previa, según Charlie Salcedo. 

En ambos casos es importante salir de la cita con una ropa holgada y esperar hasta ocho horas para continuar con la rutina diaria: usar ropa ajustada, darse un duchazo, colocarse cremas…
El aerógrafo da la opción de elegir el tono de bronceado: original, ‘dark’ y ‘double dark’. El primero es el más bajo y es ideal para pieles muy blancas. El tono ‘dark’, en cambio, sirve para pieles blancas.

El tercero, finalmente, es ideal para personas que poseen un tono de piel morena. Se lo utiliza para emparejar tonos. No se lo recomienda para personas con pieles blancas, ya que el color se verá sumamente exagerado.

El costo del bronceado con aerógrafo cuesta aproximadamente USD 50. En diferentes centros de bronceado el servicio de exfoliación se comercializa por separado.

Las cremas para un autobronceado, en cambio, la sacarán de un apuro, ya que permanecen sobre la piel un par de horas, el tono desaparece bajo el agua y también es posible que pinte su vestimenta.

Aunque, también aclaran los expertos, depende del tipo de componentes que posee el producto. El principal es la dihidroxiacetona, más conocida como DHA, un carbohidrato compuesto por tres átomos de carbono. Se lo obtiene de plantas como la remolacha o caña de azúcar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)