25 de septiembre de 2014 13:40

Brasil reconoce 17 métodos alternativos al uso de animales en experimentos

En Brasil se aprobaron 17 métodos alternativos para experimentos que sustituyen las pruebas con animales como ratones, conejos o perros. Foto: Archivo EL COMERCIO

En Brasil se aprobaron 17 métodos alternativos para experimentos que sustituyen las pruebas con animales como ratones, conejos o perros. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 2
EFE 
Río de Janeiro

El Gobierno brasileño reconoció hoy (25 de septiembre de 2014) como válidos 17 diferentes métodos que en adelante serán usados para experimentar la toxicidad de sustancias desarrolladas por la ciencia, o sus efectos en la piel o en los ojos, en sustitución total o parcial de los cuestionados experimentos con animales.

Los 17 métodos alternativos al uso de animales en experimentos fueron descritos en una resolución del Ministerio de Ciencia y Tecnología publicada en el Diario Oficial.

Los métodos para experimentar sustancias sin usar los llamados 'conejillos de indias' fueron reconocidos por el Consejo Nacional de Control de la Experimentación Animal (Consea), que estableció un plazo de cinco años para que los laboratorios los adopten total o parcialmente como alternativa a los test con ratones, conejos, perros y otros animales usados por la ciencia.

La resolución, según el texto, "reconoce el uso en el país de métodos alternativos validados que tengan por finalidad la reducción, la sustitución o el mejoramiento del uso de animales en investigaciones científicas".

Además de reconocer sistemas alternativos de experimentación cuya eficacia ya fue determinada por "centros internacionales de validación", el Consea estableció para cada uno de los métodos si será usado total o parcialmente como sustituto de los experimentos con animales.

Cuatro de los métodos reconocidos pueden ser usados para evaluar el potencial de irritación y corrosión que una sustancia puede provocar en la piel y tres sirven para evaluar los mismos efectos de un producto en los ojos.

También fueron reconocidos métodos que evalúan diferentes efectos de sustancias desarrolladas en laboratorio como fototoxicidad, absorción cutánea, sensibilidad cutánea, toxicidad y genotoxicidad.

Los métodos alternativos evalúan los efectos de las sustancias en pieles artificiales, córneas extraídas de reses muertas o, principalmente, cultivos de células mantenidos en el laboratorio.

Brasil ya había establecido en otra resolución publicada en septiembre del año pasado que los laboratorios y organismos científicos que usan animales en experimentos tienen que desarrollar sus propios métodos alternativos o justificar la necesidad de usar los llamados conejillos de indias.

La llamada Directriz Brasileña para el Cuidado y el Uso de Animales para Fines Científicos y Didácticos detalla todos los cuidados que investigadores y profesores tienen que adoptar para garantizar el bienestar de los animales en los laboratorios.

De acuerdo con esa directriz, los animales sólo pueden ser usados en experimentos en Brasil cuando tales prácticas son esenciales para la obtención de informaciones relevantes y para la comprensión de la biología humana o de otros animales.

La adopción de métodos alternativos al uso de animales ganó fuerza a fines del año pasado cuando un grupo de activistas robó 178 perros que eran usados en experimentos de un laboratorio en la ciudad de Sao Roque, al que acusó de maltratar animales y que terminó cerrando sus puertas por la presión de la propia población local y de los ecologistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)