17 de February de 2010 00:00

En los bosques de la Mache Chindul se busca petróleo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Santo Domingo



Un campamento provisional de prospección sísmica se instaló en las inmediaciones de la laguna de Cube. Este lugar es parte de la Reserva Mache Chindul, que comparte territorio de Esmeraldas y Manabí.

En un claro de bosque se levantaron carpas y se armaron camas de madera para 30 personas. El piso está fangoso y el entorno permanece nublado.

En una ladera, junto al campamento, permanecen dos cajas cubiertas con plásticos negros. En su interior se distinguen envolturas de plástico.

Uno de los trabajadores (prefirió no revelar su nombre), con experiencia en exploración petrolera, indicó que se trata de pentolita (explosivos). Este material se usa en la Prospección Sísmica 2D en el Litoral, impulsada por Petroproducción. Esto, a través de un contrato con la compañía china Sinopec.

La vigilancia de la Reserva está a cargo del Ministerio de Ambiente (MAE) de Esmeraldas y Manolo Loor es el guardabosques. Él observó que hace un mes llegaron 18 trabajadores.

Hace tres semanas, Loor pidió el permiso para ingresar, pero no hubo respuesta. El guardabosques envió un informe al Ministerio de Ambiente, en el cual dijo que se realizaron dos perforaciones, una en la cercanía de la comunidad Tahuasa y otra en Nuevos Horizontes.

Este Diario estuvo en el lugar el 5 de febrero, pero un día después Loor indicó que la gente de Sinopec dejó el área.

Mache Chindul es uno de los últimos remanentes de bosque húmedo tropical de la Costa. Su área se expande desde el sur de Esmeraldas y norte de Manabí (119 172 hectáreas).

Se caracteriza por su alta biodiversidad y niveles de endemismo. Solo en la zona de la laguna de Cube habitan 23 especies de mamíferos, 40 de aves y 11 géneros de reptiles. El bosque está formado por tagua, palma real, pambil, guayacán, ceibo, moral bobo y matapalo.

Ante los estudios de prospección sísmica, el pasado 2 de febrero, el director provincial del MAE en Esmeraldas, Jacobo Montaño, envió el memorando 210 – 02 99 a Diego Patiño, técnico que encabeza el equipo de trabajo de Sinopec International Petroleum. En el documento se les pidió explicaciones de las posibles afectaciones de esta actividad. No hubo respuesta.

Las potenciales afectaciones preocupan a los habitantes de La Y de la laguna. Esta localidad está en el acceso a la Reserva. Hasta el sitio se ingresa tras recorrer 10 km al norte de Quinindé, en la vía a Esmeraldas. Desde aquí se toma un desvío hacia el occidente y se recorre otros 20 km hasta la laguna.

Ramón Loor, vicepresidente de la Junta Parroquial de La Y, vio que 35 trabajadores de la empresa entraron con taladros, herramientas y cajas hasta el bosque del Mache Chindul.

Sinopec suscribió el contrato 2008117 el 16 de diciembre de 2008, para la prestación de servicios de registro, proceso e interpretación sísmica 2D terrestre de 4 000 km. El MAE le otorgó la licencia ambiental para el proyecto de exploración sísmica el 1 de octubre de 2009. El 15 de enero, Sinopec dijo que los trabajos consisten en despejar trochas de 1,5 metros de ancho a lo largo de las líneas sísmicas. Luego se hará el levantamiento topográfico y la perforación de pozos a 20 metros de profundidad con una broca de 10 cm. de diámetro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)