24 de junio de 2014 19:35

El Bosque Seco, un refugio de biósfera mundial

Una parte de la Reserva de Biósfera del Bosque Seco está ubicada en Loja. Sus árboles son únicos en el país. Foto: Lilia Arias/ EL COMERCIO

Una parte de la Reserva de Biósfera del Bosque Seco está ubicada en Loja. Sus árboles son únicos en el país. Foto: Lilia Arias/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 8
Contento 1
Lilia Arias. Redactora
larias@elcomercio.com

El Bosque Seco es uno de los tres nuevos sitios de América Latina que se incorporaron a la Red Mundial de Reservas de Biósfera. Una parte de él está ubicado en el suroccidente de
Loja, en la frontera sur. Este reconocimiento fue anunciado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) el 12 de junio, en la reunión del Consejo Internacional de Coordinación del Programa sobre el Hombre y la Biósfera.

Las características naturales de esta zona se aprecian en las 501 040 ha del Bosque Seco, que albergan a 51 especies de aves. De ellas, 14 constan en la lista de especies amenazadas.

Además, hay 15 especies endémicas de árboles y arbustos, 3 de mamíferos registradas en la lista roja mundial. 100 yacimientos y sitios patrimoniales se registran en el Bosque Seco.

En esta zona se ubican los cantones lojanos de Zapotillo, Pindal, Puyango, Celica, Paltas, Sozoranga, Macará y Las Lajas de la provincia de El Oro.

En la Zona Núcleo de la Reserva de Biósfera Bosque Seco no hay parques nacionales, sino 17 reservas de gobiernos autónomos descentralizados (la mayoría ya creadas, y otras en proceso de creación), que constituye un ejemplo de conservación en el país.

Para Vicente Solórzano, director de la Mancomunidad de Bosque Seco, el apoyo de la gente es importante porque permite la articulación de las acciones de conservación.

Uno de los acontecimientos naturales que congregó a miles de turistas fue el florecimiento de los guayacanes, que se desarrolló en enero pasado. El inmenso manto amarillo que vistió a estos árboles, resistentes a la falta de lluvias, es un atractivo de este Bosque Seco y también fue valorado para su inclusión como Reserva de Biósfera del mundo.

Lea la nota completa en nuestra edición impresa. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)