11 de noviembre de 2017 15:43

Los 'bookstar' se toman la Feria del Libro de Quito

El escritor mexicano Alberto Villareal se tomó fotografías y firmó autógrafos a sus seguidores. Foto: EL COMERCIO

El escritor mexicano Alberto Villareal se tomó fotografías y firmó autógrafos a sus seguidores. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Gabriel Flores
Redactor (I)

El estand de Guau & Miau es un pequeño cuadrado de donde entre y sale gente todo el tiempo. La mayoría son adolescentes que se mueven en pequeños grupos. A diferencia de la mayoría de personas que llegaron hoy (11 de noviembre del 2017) a la Feria Internacional del Libro de Quito -curiosos que van en busca de algo que les atraiga- estos adolescentes, hombres y mujeres, van directo a un título que ya conocen, pagan y hacen fila para el respectivo autógrafo y fotografía.

Al mediodía, la firma de autógrafos con Alberto Villareal superaba la veintena de personas. Durante más de una hora este joven escritor mexicano de 23 años y autor de 'Ocho lugares que me recuerdan a ti' y 'Todo lo que fuimos', se convirtió en una especie de 'bookstar': firmaba libros, se tomaba fotos y soltaba sonrisas y besos.

Los libros de Villareal, al igual que los de autores como Alejandra Almeida, Isabelle Vizuete, Gabriel Solórzano, Darlis Stefany o Kirstel Ralston, están fuera del radar de los medios locales que mantienen espacios de reseñas literarias, pero no de las adolescentes que han leído títulos como 'Un aroma que me sabe a ti', 'Cosas qué piensas cuando muerdes las uñas', o 'My dilema is you'.

Villareal cuenta que sus novelas, por lo general, hablan sobre historias de amor. "A estas edades -dice- sentimos el amor como algo muy intenso. Mis novelas tienen algo de experiencias personales y eso también llama mucho la atención de la gente".

En el pequeño cuadrado de Guau & Miau la firma de autógrafos con 'bookstar' como Villareal continuará hasta el domingo 19 de noviembre. Este mundo paralelo, una prueba tangible de que a los adolescentes sí les interesa la literatura, es por ahora un de los espacios más concurridos de una feria con muchos visitantes pero con pocos lectores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)