18 de marzo de 2015 20:07

Ambiente de fiesta en las minutos previos al Bionic Fashion 2015

Las pruebas de modalaje sobre la pasarela en las horas previas al Bionic Fashion 2015. Foto: EL COMERCIO

Las pruebas de modalaje sobre la pasarela en las horas previas al Bionic Fashion 2015. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Andrea Gordón
Redactora (I)

Los nervios y las risas se multiplicaron detrás del escenario instalado en el Quorum del Paseo San Francisco ubicado en Cumbayá (Quito). Ahí, 31 modelos biónicos ecuatorianos y del extranjero se preparon para ser parte del Bionic Fashion 2015. Su inicio formal estaba previsto para las 19:30 de este 18 de marzo del 2015.

Los modelos han perdido alguna parte de su cuerpo, a causa del cáncer. Precisamente el certamen busca romper con los estereotipos de que la pasarela es solo para profesionales y de que la enfermedad es un límite para conseguir sueños.

Aunque la mayoría de los jóvenes llegaron maquillados y peinados, los estilistas los ayudaron a retocarse. Mientras, otros realizaban las últimas pruebas de modelaje en el escenario.

Las pruebas de modalaje sobre la pasarela en las horas previas al Bionic Fashion 2015. Foto: EL COMERCIO

Las pruebas de modalaje sobre la pasarela en las horas previas al Bionic Fashion 2015. Foto: EL COMERCIO

El equipo de logística del lugar, encargado de arreglar las sillas, sonido y luces, se sorprendió al ver la coreografía que hicieron las chicas del Bionic. No faltaron los primeros aplausos.

Para Andrés Taboada, de 23 años, el desfile es una oportunidad para “mostrar a los seres de luz que son las personas con cáncer”. El Bionic –agregó- es sinónimo de belleza natural de todas las personas que tienen cáncer.

Mirella Cesa, compositora y cantante ecuatoriana, llegó para hacer la prueba de sonido y dejar todo listo para su presentación. Con el paso de las horas comenzaron a llegar los primeros padres de los jóvenes y familiares.

Leidy se puso alegre cuando vio a su madre ocupar una de las primeras sillas. Destacó el apoyo que ha recibido de ella. Sus parientes, que viven en el Coca (provincia de Orellana) se comprometieron a verla a través del contenido que sea publicado en las redes sociales y los portales de Internet.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)