29 de diciembre de 2015 00:00

La Bienal de Cuenca busca más presencia en el exterior

De izq. a der.: Gabriela Sánchez, Cristóbal Zapata y Diana Quinde laboran en los preparativos de la Bienal del 2016.

De izquierda a derecha: Gabriela Sánchez, Cristóbal Zapata y Diana Quinde laboran en los preparativos de la Bienal del 2016.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 5
Giovany Astudillo

El próximo 15 de enero finalizará la convocatoria para recibir la documentación de los artistas ecuatorianos que están interesados en participar en la decimatercera Bienal de Cuenca, que se iniciará el 21 de octubre del 2016.

Este proceso es el inicio de la selección de los participantes de este evento. De forma paralela, el curador Dan Cameron hace una investigación de los artistas nacionales y su objetivo es preseleccionar entre 30 y 40 para luego visitarlos en su lugar de trabajo desde mediados de febrero. La idea es mirar sus obras, entorno y dialogar.

Cameron también realiza la selección de artistas extranjeros. Cerca de 30 ya confirmaron su presencia, dice el director ejecutivo de la Bienal de Cuenca, Cristóbal Zapata. Según él, las lista de participantes del país y del exterior estará definida para mediados de marzo.

Zapata además señala que la exploración de la escena artística ecuatoriana es un valor agregado de este proceso curatorial. “Tener un curador con la experiencia de Dan Cameron que haga una investigación exhaustiva es importante”.

La idea es que Cameron se convierta en un promotor e intérprete de la realidad actual de arte ecuatoriano, “que le falta tener alguien que escriba de nosotros, que nos ponga en valor, en escena y en un circuito internacional”.

En la presentación de Cameron como curador de la Bienal de Cuenca, en noviembre pasado, el estadounidense señaló que su objetivo es que este espacio cultural tenga el mejor nivel posible y que los artistas participen con un trabajo nuevo pensado para Cuenca. “Quiero atraer el interés internacional de la prensa, críticos, personas que laboran en museos, coleccionistas… La Bienal de Cuenca puede tener un papel muy dinámico en el discurso de arte de hoy en el exterior”.

El concepto de la decimatercera edición es “Impermanencia. La mutación del arte en una sociedad materialista”. La propuesta es juntar un grupo de artistas geográfica y estilísticamente diverso, quienes comparten un interés por reflejar las debilidades y locuras de la existencia humana vinculadas a nuestra condición esencialmente fugaz.

Las expectativas de Zapata es que la Bienal sea muy visitada y conoce del interés de un grupo de artistas, críticos y coleccionistas de Australia, que vendrían a la Bienal, que finalizará su exposición el 31 de diciembre del 2016.
Están definidos espacios como los museos de Arte Moderno, de la Medicina y Pumapungo, Salón de Pueblo y Galería Proceso. Otros que se denominan satelitales están por definirse, dice Zapata.

El Director de la Bienal tiene un proyecto, que será parte de este evento cultural. Desde marzo próximo tiene previsto iniciar un proceso educativo a largo plazo, que sea sólido y sostenido. Según Zapata, si no consigue acercar la muestra al público o viceversa el trabajo se quedará a medias. “No podemos seguir pensando en una Bienal, con toda la inversión y esfuerzo que representa, para el disfrute de cuatro expertos y entendidos. Hay que hacer un esfuerzo para atraer a otros públicos”.

Para lograr ese objetivo, el artista Cristian Gallegos, quien fue curador educativo de la Bienal del Mercosur y trabajó en el Museo de Arte Contemporáneo de Chile, entregará a inicios de enero un anteproyecto que será analizado para determinar su factibilidad.

La idea, agrega Zapata, es implementar un proyecto educativo consistente y que integre a la ciudadanía al evento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)