2 de diciembre de 2015 00:09

La Biblia inspira una muestra que reúne pintura, escultura e instalación

El artista Marcos Rivadeneira posa junto a una última cena ejecutada en su estilo de neo artepop. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El artista Marcos Rivadeneira posa junto a una última cena ejecutada en su estilo de neo artepop. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Alexander García

Una pera modelada en cuarzo, símbolo del fruto prohibido y el pecado original, entre una corona de alambre de púas. Es una de las obras de la muestra conjunta de Marcos Rivadeneira y Patricio Barberán, que incluye pinturas, esculturas e instalaciones, y que será inaugurada este jueves 3 de diciembre en el Museo Municipal de Guayaquil.

La exposición lleva por título ‘Selah’, palabra utilizada en los cánticos de los salmos que tenía como intención decir “deténgase y escuche”, acorde con la reflexión que quieren propiciar los artistas.

Las cinco pinturas de Rivadeneira, en acrílico sobre lienzo, están marcadas por el neopop art que caracteriza la obra del artista. Él por primera vez aborda desde su estilo multicolor, de gruesos trazos, las escenas bíblicas, incluida una última cena.

Entre las esculturas en piedra y las instalaciones de Barberán están también dos tablas de marmetón con los mandamientos inscritos en arameo, marcadas por huellas de zapatos deportivos.

El tema de la lealtad y la traición está tratado en una instalación con monedas sobre una banca y una soga con el nudo de ahorcado apretando el cuello de una funda de cuero.

‘Selah’, que consta en total de 12 obras, será inaugurada este jueves 3 de diciembre, a las 18:30, en el Museo Municipal de Guayaquil. Y permanecerá abierta hasta el próximo 15 de enero en la Sala de Arte Contemporáneo de la institución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)