23 de octubre de 2014 19:07

Alemanes, cada vez más convencidos de los beneficios del perro en el trabajo

Estudios demuestran que acariciar a un perro eleva los niveles de oxcitocina reduciendo el estrés. Foto: Archivo.

Estudios demuestran que acariciar a un perro eleva los niveles de oxcitocina reduciendo el estrés. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 40
Contento 1
EFE

Cada vez más trabajadores alemanes se muestran a favor de la presencia de perros en la oficina para reducir el estrés, al tiempo que aumenta también la disposición entre los empleadores a aceptar a estos animales de compañía en el lugar de trabajo, en vista de los beneficios que aportan.

Esta es la principal conclusión del primer estudio representativo sobre el tema 'perros en el trabajo' realizado por el portal demoscópico Statista, como destacó hoy (23 de octubre), en declaraciones a Efe, el presidente de la asociación Perro de oficina, Markus Beyer.

Según la encuesta, encargada por la red social para profesionales Xing, el 53 % de los empleadores no rechaza explícitamente un animal doméstico en la oficina, mientras el 28 % de los empleados considera que las mascotas deberían estar permitidas en el lugar de trabajo.

Además, más de un tercio de los 1 004 encuestados considera que los jefes ganan en atractivo al permitir la presencia de perros en la oficina, mientras que 4 de cada 10 empleados están convencidos de que tener al mejor amigo del hombre en el lugar de trabajo reduce el estrés y tiene efectos relajantes.

Un perro en la oficina, algo que ya permiten diversas empresas alemanas, no tiene sólo efectos beneficiosos sobre el dueño del can, sino también sobre el resto de compañeros de trabajo, que se animan a acariciar al animal y contribuyen a generar un clima de "buen humor", recalca Beyer.

"A mayor estrés continuado, mayor posibilidad de padecer 'burnout'. Un perro, en este caso, realmente puede ser de gran ayuda", asegura este entrenador profesional de perros al referirse al Síndrome de Desgaste Profesional (SDP).

Según Beyer, "las personas liberan oxitocina -la llamada también hormona del amor u hormona de la unión- cuando están en contacto con un perro, y viceversa". Estudios científicos internacionales, asegura, han demostrado que un perro en el trabajo contribuye significativamente a reducir los niveles de estrés entre los empleados al favorecer la liberación de oxitocina, que reduce la excesiva producción de las hormonas del estrés, cortisol e insulina.

"Cuando alguien acaricia a mi perro Chester por la calle, me digo a mí mismo que se acaban de llevar su dosis diaria de oxitocina", afirma al hablar de su animal de compañía, que ostenta el cargo de 'encargado de asuntos perrunos' en la asociación que preside.

También la Federación Protectora de Animales alemana está convencida de que, en ciertas circunstancias, un animal puede resultar beneficioso en una oficina. Para demostrarlo, la organización ha creado el Día del colega perro, jornada en la que las empresas participantes en esta iniciativa, que se celebra anualmente, permiten que sus empleados lleven a sus mascotas al trabajo.

En la edición de este año, que tuvo lugar el pasado 26 de junio, más de mil empresas de todos los sectores, desde bufetes de abogados hasta librerías, pasando por clínicas veterinarias, concesionarios de coches, agencias de viajes y residencias de ancianos, abrieron sus puertas al mejor amigo del hombre.

En el 8,9 % de los hogares alemanes hay al menos un perro y en todo el país viven 5,4 millones de canes, según un estudio del instituto de demoscopia Sinus Sociovision de Heidelberg, citado por la Asociación alemana de estudios de los perros (VHD) en su informe de 2012.

En tanto, según otro estudio de la Universidad de Gotinga de 2006 citado también en el anuario del VHD, el mantenimiento de perros genera anualmente un volumen de negocio de 5 000 millones de euros (USD 6 326 millones), el 0,22 % del PIB del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)