17 de abril de 2017 00:44

Belén Santillán: ‘Tenemos que construir un CAC con distintas voces’

Belén Santillán es coordinadora del CAC. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Belén Santillán es coordinadora del CAC. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 16
Gabriel Flores

Entrevista a Belén Santillán, coordinadora del Centro de Arte Contemporáneo. 

Durante los últimos meses cobró fuerza el debate sobre qué es el arte contemporáneo, ¿cuál es su visión sobre el tema?

Me parece que lo que debería cobrar fuerza es el debate sobre el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) como un proyecto intelectual desde el cual se garanticen las condiciones materiales para que haya investigación artística, fomento, producción y participación de públicos. Uno puede ver el arte contemporáneo desde diferentes autores y lecturas. Cuando se habla de él no hay que pensar solo en medios sino en procesos y en líneas de reflexión y en posturas.

¿Cómo empatar esta visión con las necesidades del Centro de Arte Contemporáneo?

Antes de esta postulación pensé, basada en la experiencia previa de mi trabajo en este lugar y en el Centro Cultural Metropolitano, en la necesidad de construir este espacio con la participación de la voz de los artistas, los trabajadores, curadores, críticos, estudiantes y académicos. Juntos debemos fortalecer las líneas de trabajo que implementaremos.

¿En qué se enfocarán esas líneas de trabajo?

En la investigación sobre prácticas artísticas y culturas contemporáneas; en la difusión, porque es necesario crear una memoria documental y difundir los diferentes procesos de investigación artística; el fomento, en el que está inmersa la celebración de los 100 años del Premio Mariano Aguilera; la educación, que es clave para la formación de públicos y de mediadores especializados en arte contemporáneo; y la mediación comunitaria, porque es importante pensar en proyectos y programas que nos permitan entrar en diálogo con las comunidades vecinas.

¿Cuáles serán las prioridades que ha establecido para su gestión?

Lo primero será la evaluación para conocer el estado actual de las cosas. Luego tomaremos decisiones sobre la programación. Necesitamos que esta tenga coherencia con las líneas de trabajo. Una de las nuevas exigencias de la Fundación Museos de la Ciudad es que la programación pase por la revisión de un comité consultivo.

¿Cuáles serán sus propuestas para armar esta programación?

Había pensado, a grandes rasgos, acoger exposiciones que fortalezcan una historiografía del arte contemporáneo ecuatoriano. Que permitan comprender de mejor forma períodos históricos como el de los 90, que para mí es clave. Algo que me interesa es la promoción de artistas emergentes. No he pensado exactamente qué exposiciones podemos montar, porque es un trabajo que lo tengo que realizar con el curador en jefe.

¿En relación a los artistas emergentes, una de las alternativas sería continuar con el Premio Brasil?

Eso es algo que ya hablé con Andrés Palma (Director encargado de la Fundación Museos de la Ciudad). Hay un interés de la embajada de Brasil de formar una colección de arte emergente y eso es algo que no debemos desaprovechar. Otro aspecto que va ligado a este tema son las residencias regionales. Queremos entablar nexos para la circulación profesional y la realización de proyectos conjuntos.

¿Cómo lograr que las personas vinculadas al arte contemporáneo regresen a este espacio?

Es necesario acercarse nuevamente a estos artistas. Y creo que se lo puede hacer a través de la reactivación de proyectos como el MediaLab, que congregaba a distintas personas interesadas en la convergencia entre arte y tecnología; la sala educativa que dejó de funcionar en la anterior administración y la implementación de un centro de documentación especializado en arte contemporáneo.

¿Qué función cumplirá Eduardo Carrera (que también postuló) en el CAC?

El comité de selección recomendó que se incorpore a Eduardo Carrera al equipo por su conocimiento en arte contemporáneo. Acogí esa recomendación. Y en estos días con Andrés Palma decidiremos el nombre del cargo que tendrá. Pienso que su presencia será interesante por su vínculo con los artistas jóvenes.

Hoja de vida


Belén Santillán
tiene 39 años. Estudió artes visuales y comunicación visual en la Católica. Tiene una maestría, con una especialidad en Medios y Lenguajes Contemporáneos, por la U. de Buenos Aires.

Su pensamiento. Le interesa la promoción de artistas emergentes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)