1 de agosto de 2016 17:54

Niño de cuatro años parece un hombre de 80 y vive en Bangladesh 

Bayezid tiene cuatro años. Los médicos creen que nació con progeria, una enfermedad genética extremadamente rara. Foto: Captura7 Cover Asia Press.

Bayezid tiene cuatro años. Los médicos creen que nació con progeria, una enfermedad genética extremadamente rara. Foto: Captura7 Cover Asia Press.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

Su rostro recuerda al de un adulto mayor de aproximadamente 80 años. Sin embargo, Bayeid Hossain vive en Bangladesh y padece de una extraña enfermedad que hace que tenga esta apariencia a pesar de solo tener cuatro años.

Los médicos estiman que el menor tiene progeria, una enfermedad genética extremadamente rara que, según el portal MedlinePlus "produce un envejecimiento rápido en los niños". Su caso saltó a los medios internacionales durante el último fin de semana de julio quienes lo calificaron como el Benjamin Button de la vida real haciendo alusión a la novela de F. Scott Fitzgerald 'El curioso caso de Benjamin Button' que fue llevada al cine en el 2008 con Brad Pitt como protagonista.

Su rostro es hinchado, sus ojos están ya hundidos, su piel es flácida y sufre de dolores en las articulaciones. A sus cuatro años de edad ya enfrenta dificultad para orinar y sus dientes son débiles. Algunos de ellos, de hecho, están rotos, según el portal británico Daily Mail. 

Hossain vive junto a su madre -una joven de 18 años llamada Tripti Khatun- y su padre- un hombre de 22 años llamado Lovelu Hossain- . No asiste a la escuela pues algunos niños le tienen miedo. En un principio también fue rechazado por su comunidad. Su madre destacó al Daily Mail la inteligencia de su hijo no sin antes decir que le rompía el corazón que su apariencia sea tan poco usual. 

El día del nacimiento de Bayeid sus padres quedaron impactados. Primero por su apariencia y segundo porque los médicos les dijeron que no sabían exactamente qué es lo que tenía, relata el diario La Nación de Argentina. 

"No puedo soportar el dolor de ver a mi hijo así", confesó Khatun. "No se ve como otros niños. Se ve como un hombre mayor". La joven tenía 14 años cuando dio a luz y recuerda que su hijo "parecía un alienígena y los médicos decían que nunca habían visto algo así. Nos dijeron que no había nada que se pudiera hacer. Eso me rompió el corazón".

"La progeria es una afección infrecuente. Se destaca porque los síntomas se asemejan bastante al envejecimiento humano normal, pero ocurre en niños pequeños", reseña MedlinePlus. Los síntomas de la enfermedad coinciden con los que presenta Bayeid. Entre ellos están: Cara estrecha, encogida y arrugada, calvicie, baja estatura, macrocefalia y retardo en la formación de la dentadura. 

Es precisamente esta enfermedad la que inspiró la novela de F. Scott Fitzgerald . Los estudios estiman que quienes padecen esta enfermedad no viven más de 13 años por consecuencia de ataques cardíacos o accidentes cerebro vasculares.  Los médicos le han dado a Bayeid una esperanza de vida de 15 años.

Según La Nacion de Argentina, con el paso de los años la gente le ha ido perdiendo el miedo al menor. No sin antes haber criticado a los padres pues consideraban que al ser primos hermanos fueron los causantes de la patología de su hijo. Ahora lo llaman con cariño 'el viejo' y aunque ha llegado a entender su condición "llora cuando se siente extraño", dice su madre. 

Pese a que sus padres han intentado mejorar la calidad de vida de su hijo su situación económica lo complica. Su padre,  ha entendido que quizás no exista una cura para la condición de su hijo pero teme que no esté recibiendo el mejor tratamiento

Según el hombre, la madre llora inconsolablemente todo el tiempo. "Han pasado cuatro años y nada ha cambiado. Es tan doloroso ver que nuestro primer hijo sufre de una enfermedad que no podemos tratar", resaltó al DailyMail.

Este panorama ha hecho también que se resistan a tener más hijos. "Lo quisiéramos, pero estamos muy asustados", dice Lovelu quien concluye que al igual que cualquier padre quisiera que su hijo viva una vida plena y sana "pero siento que solo un milagro nos salvará ahora".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)