25 de abril de 2016 16:29

La basura: un foco de epidemias y contaminación ambiental tras terremoto

Con la tierra aún temblando, varias organizaciones y ministerios han unido fuerzas para ejercer un manejo adecuado de los desechos y residuos sólidos

Con la tierra aún temblando, varias organizaciones y ministerios han unido fuerzas para ejercer un manejo adecuado de los desechos y residuos sólidos. Foto: Galo Paguay/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Redacción Tendencias (I)

Tras el terremoto de 7.8 grados que golpeó a la costa ecuatoriana, los escombros de edificios colapsados se mezclan con basura de todo tipo.

Los sistemas de manejo de residuos no pudieron recoger la basura, pues las calles estaban bloqueadas por los campamentos y por las viviendas destruidas.

Así cuenta Johnny Ayora, representante en Ecuador de la Fundación Alianza por la Solidaridad que colabora con el Ministerio del Ambiente (MAE) en el manejo de residuos hospitalarios.

“Con ello, en pocas horas, se empezaron a visibilizar sitios con gran acumulación de basura ubicados en las zonas donde están concentradas las personas, lo cual supone un gran riesgo para ellas”, añade en un comunicado de la página web de la fundación. 

Según la misma organización, después de las primeras 72 horas del terremoto, los comités de emergencia locales restablecieron la recolección de residuos, ubicados en los vertederos regionales utilizados antes de la catástrofe.

Sin embargo, se "mezclan residuos comunes con los desechos hospitalarios. Esto está generando potenciales focos de enfermedades infecto-contagiosas lo que puede provocar diferentes epidemias y agravaría la situación de los sobrevivientes a la tragedia" dice en el comunicado.

Con la tierra aún temblando, varias organizaciones y ministerios han unido fuerzas para ejercer un manejo adecuado de los desechos y residuos sólidos.

El MAE, conjuntamente con los municipios y otras entidades, manejará la disposición de los lugares de depósitos de desechos comunes y la construcción de celdas para los desechos hospitalarios.

Además de los escombros, otras fuentes importantes de basura son las botellas de plástico y los alimentos caducados que llegan de las donaciones.

Es por ello que se recogerán las botellas plásticas en contenedores especiales que se colocarán en albergues y en zonas de mayor concentración de personas, informa el MAE.

Añade que todo el material será trasladado fuera de la zona de desastres. Se está coordinando que los vehículos que ingresan con ayuda humanitaria, a su retorno, trasladen las botellas plásticas y cartones a sitios donde puedan ser reciclados.

Por último, el MAE recomienda a voluntarios y personal especializado que los residuos que produzcan sean depositados en sus mochilas o vehículos y que ayuden con la gestión adecuada de desechos.

Para Lorena Gallardo, de Residuos Ecuador, en momentos como estos se debe precautelar un ambiente sano para la población, cuidar las fuentes hídricas y evitar el contacto directo de la población con residuos en descomposición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)