31 de mayo de 2017 10:51

Barón Rojo estará en el Quitofest y para este 2017 las entradas tendrán un costo

La agrupación Barón Rojo es la primera banda internacional confirmada para el QuitoFest 2017. En este año la admisión al evento tendrá un costo. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La agrupación Barón Rojo es la primera banda internacional confirmada para el QuitoFest 2017. En este año la admisión al evento tendrá un costo. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 40
Triste 0
Indiferente 8
Sorprendido 2
Contento 28
Valentín Díaz

El pasado martes 30 de mayo de 2015, el Festival Internacional de Música Independiente Quitofest confirmó, a través de sus redes sociales, que el festival sí se realizará este año. Al cumplirse 15 años de la presencia de este espacio en la escena musical quiteña, la organización ha anunciado que para esta edición, que se llevará a cabo el próximo 5 y 6 de agosto en el parque Itchimbía, la entrada tendrá un costo.

Hasta la mañana de hoy, 31 de mayo de 2017, se ha confirmado la presencia de una banda internacional. Se trata de la agrupación española de heavy metal Barón Rojo. Así lo confirmó a EL COMERCIO Édgar Castellano, de la Fundación Música Joven. “Por el momento es lo único que se puede anunciar de las bandas que conformarán el cartel”, dice. Las bandas nacionales se irán anunciando conforme se vaya completando el cartel.

Las entradas estarán disponibles para la venta desde el próximo lunes 5 de junio de 2017 y habrá una sola localidad para asistir a los recitales.

Los pases, sin embargo, no serán para todos los días en que se lleve a cabo el Quitofest. Es decir, si una persona quiere asistir a más de un día, tendrá que comprar las entradas respectivas para los días a los que quiera asistir, asegura Castellanos.

El festival, durante su enigmática trayectoria dentro de la escena alternativa quiteña, se ha caracterizado por ser un evento de carácter gratuito en todas sus ediciones. Esto, con miras hacia la difusión cultural para la población en general.

Sin embargo, factores como los elevados costos para llevar a cabo un evento de este tipo, la “falta de recursos económicos y la escasez de políticas públicas culturales” han obligado a los organizadores a buscar “fórmulas para poder salir adelante”, explica Castellanos.

Por esta razón, la Fundación Música Joven, encargada de la realización del festival, ha intentado “resolver el conflicto que se nos ha presentado como público y como gestores culturales”. Castellanos agrega que el festival “cumplió un ciclo”, pero que el trabajo en conjunto con instituciones públicas todavía no ha terminado.

“Dependemos todavía económicamente de algunas instancias estatales”, en especial del Municipio de Quito, afirma. Sin embargo, enfatiza que el evento no es pensado desde el aparataje estatal, sino desde el público y los gestores culturales que rodean la escena alternativa de la capital.

La idea de esta nueva modalidad, que surge a modo de experimento para la edición de este año, es no perder el apoyo de las instituciones públicas, pero al mismo tiempo “esperando que la ciudadanía en general y la empresa privada también aporten para sostener este espacio”.

Los precios de las entradas de momento no se han anunciado. Sin embargo, Castellanos asegura que “estamos intentando encontrar un equilibrio” con el fin de que el festival no pierda su esencia de un evento popular, pero que al mismo tiempo se puedan cubrir los costos que requiere su realización.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (54)
No (4)