31 de mayo de 2014 23:49

Baños de Cuenca ofrece sus ‘rituales’ de salud y belleza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 0
Redacción Cuenca

A ocho kilómetros de Cuenca, en el Austro de Ecuador, está la parroquia Baños. Allí existe una falla geológica denominada la Loma de los Hervideros, que es fuente de aguas termales que son utilizadas para tratamientos de belleza y salud.

Sus propiedades curativas son aprovechadas por las hosterías y spa como Durán, Agapantos, Novaqua, Riñón, Rodas, Piedra de Agua... Ofrecen tratamientos para la piel y de relajación.

Con roca volcánica está edificado el SPA Piedra de Agua donde hay tratamientos para hombres y mujeres. Jimmy Calle es el encargado de realizar el recorrido por estas instalaciones que están abiertas entre las 06:00 y las 22:00 de lunes a domingo.

Ofertan baños turcos con plantas como eucalipto para aromatizar el ambiente. En ese espacio, el cliente debe pasar 15 minutos y luego ir a un baño de agua tibia durante un minuto y después al agua fría por otro minuto. El tratamiento continúa con otros 15 minutos en el turco y otro minuto en agua fría.

Calle dice que el vapor dilata los poros, lo que favorece una limpieza profunda dejando la piel suave. Otros beneficios son aliviar el estrés, relajar los músculos, combatir problemas de las vías respiratorias y eliminar toxinas.

Esta suerte de ritual continúa en el área de las piscinas de lodo. Allí, el suizo Matti Karin se sumergió en el agua y luego se colocó barro de tonalidad azul en su cuerpo. Lo dejó durante 15 minutos para que los minerales hicieran efecto en su piel. Un proceso similar hizo con el barro rojizo. Karin comentó que su piel quedó más suave.

Según Calle, este tratamiento depura y sana la piel y ayuda a quitar las manchas y el acné. Es un exfoliante, previene la caída de cabello, reafirma las mamas y los glúteos.

Otra opción es ingresar a una cueva subterránea, que tiene un ambiente romántico decorado con velas. Hay una piscina de agua caliente donde la persona se sumerge por 10 minutos para lograr una relajación y luego pasa a otra piscina de agua fría durante dos minutos.

Esta terapia se recomienda para mejorar la circulación de la sangre, estimular el equilibrio de los nervios, relajar los músculos, purificar la piel y abrir los poros.

En la parroquia cuencana Baños también se ofrecen los baños de cajón que otorgan beneficios similares al turco. El tratamiento toma dos horas y cuesta USD 30 por persona.

En Baños también se hacen mascarillas y masajes. Alexandra Morocho y Elsa Pesantez, de Piedra de Agua, dan masajes desde la cabeza hasta la cintura o todo el cuerpo. En sus manos untan aceites vegetales y su labor es trabajar en las partes que está tensionadas.

Según Pesantez, en el cuello, los hombros y la espalda siempre se acumulan las tensiones y el masaje ayuda a despertar los sentidos, mejora la irrigación del flujo sanguíneo, elimina toxinas y el estrés.

El SPA Termal Novaqua, que abrió sus puertas en el 2012, tiene una ruta de belleza y salud. Tiene un tratamiento con barro para que los minerales hidraten el cuerpo.

Una terapia innovadora es el chorro de agua a presión que sirve para las contracturas musculares. Los masajes de relajación complementan esta práctica.

Además se ofertan tratamientos de bellezas faciales y corporales. Se usan productos importados y elaborados con plantas cosechadas en Ecuador, Estados Unidos y Francia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)