10 de diciembre de 2014 16:52

Ban Ki-moon, optimista en alcanzar acuerdo en Lima 

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, dijo que de la COP20 deben salir compromisos de cada país ante el cambio climático. Foto: EFE.

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, dijo que de la COP20 deben salir compromisos de cada país ante el cambio climático. Foto: EFE.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó hoy en una entrevista con Efe su optimismo en llegar a un acuerdo en la Cumbre del Clima en Lima al considerar que todos los países ya están listos para participar en un diálogo serio porque el "tiempo se agota" y la factura a pagar "será mas cara".

En un intervalo de la Conferencia de la ONU sobre cambio climático, Ban Ki-moon desgranó las razones de su optimismo, así como su satisfacción porque se haya alcanzado la meta inicial de USD 10 000 millones de dólares para el Fondo Verde para el Clima (GFC), cuya función será financiar a países de desarrollo para afrontar el cambio climático.

El secretario general de la ONU resaltó que es la octava Conferencia sobre cambio climático a la que asiste, y que de todas, ésta es la que le más le hace sentir que "estamos sobre una buena base. Todos tienen que darse cuenta de que la situación a consecuencia del cambio climático se está agravando cada día y no podemos darnos el lujo de perder el tiempo porque vamos a tener que pagar más, añadió.

Aunque el diplomático coreano reconoció que "persisten diferencias" sobre "temas importantes", consideró que de esta conferencia saldrá un borrador de acuerdo que deberá ser suscrito en la COP21 de París, en 2015, con más claridad sobre las contribuciones de cada país para frenar el calentamiento global.

Consultado sobre si las diferentes visiones que existen entre los países desarrollados y en vías de desarrollo podrán superarse en esta cumbre, Ban estimó que en muchas "negociaciones multilaterales existen esas diferencias" pero que se siente alentado por las "raíces firmes que han surgido entre los Estados miembros".

En este sentido, Ban Ki-moon se refirió a los anuncios de la Unión Europea (UE), China y Estados Unidos de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

La UE "ha dado un paso adelante muy importante" al anunciar un recorte de sus emisiones en un 40 % para el 2030, recordó. También consideró como un "hecho histórico" los anuncios de China y EE.UU., los dos mayores contaminantes del planeta.

China anunció que alcanzará el tope de sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2030, año en el que un 20 por ciento de la energía consumida en el país procederá de fuentes limpias y renovables, mientras que Estados Unidos se comprometió a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para 2025 entre un 26 y un 28 por ciento con respecto a los niveles de 2005.

Otra señal positiva para el secretario general de la ONU, es que el Fondo Verde haya alcanzado los USD 10 000 millones, lo que supone una "demostración firme" de voluntad política y de la disposición de los países para participar en un diálogo que alcance un acuerdo "significativo y universal" el próximo año en París.

El secretario general de la ONU destacó también que al Fondo Verde no solo han aportado países desarrollados sino también en vías de desarrollo, como es el caso de Perú y Colombia que hoy anunciaron una contribución de USD 6 millones cada uno.

Pese a que Ban Ki-moon consideró que ahora ya queda claro que el cambio climático es un hecho y está sucediendo con más rapidez de lo esperado, todavía hay políticos y científicos "escépticos".

Consultado sobre la postura de países como Australia y Canadá, Ban Ki-moon señaló que, aunque hay países que no consideran que el cambio climático "tenga prioridad", ha conversado con autoridades de ambos países y ahora están participando y "contribuyendo generosamente".

En este sentido, destacó que Australia anunció ayer (9 de diciembre) que va a aportar unos USD 200 millones al Fondo Verde, mientras que Canadá ha contribuido con USD 300 millones. "Son señales muy prometedoras", agregó.

No obstante, Ki-moon recordó que la meta es alcanzar los USD 100 000 millones para el 2020 y que hay que trazar "una ruta clara" para lograr ese compromiso. "Tenemos que proporcionar el apoyo financiero y tecnológico" para ayudar a los países en desarrollo en sus esfuerzos para mitigar y adaptarse al cambio climático, afirmó.

El secretario general de la ONU también recordó que en 2011 lanzó una iniciativa sobre las energías renovables, que tiene como primer objetivo proporcionar acceso universal a la energía, y en segundo lugar que se incremente el uso de estas fuentes de energía.

Así destacó que le alegra saber que muchos países, incluyendo economías basadas en los combustibles fósiles, están ahora invirtiendo en fuentes de energía renovables.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)