1 de agosto de 2017 10:30

Bangladesh quiere aumentar la protección de los tigres de Bengala

En 2015, un estudio reflejó una fuerte caída del número de tigres de Bengala en ese lugar

Imagen referencial. En 2015, un estudio reflejó una fuerte caída del número de tigres de Bengala en ese lugar. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia AFP

Bangladesh anunció el martes 1 de agosto de 2017 que duplicará el tamaño del santuario dedicado a la vida salvaje de los Sundarbans (suroeste), el mayor bosque de manglares del mundo, para intentar proteger a los tigres de Bengala, una especie en peligro de extinción.

El 52% de los 6.017 km2 de los Sundarbans, uno de los principales hábitats de estos tigres, fue sacralizado, precisó el responsable gubernamental de la conservación de bosques, Shafiul Alam. Anteriormente, el santuario solo abarcaba el 23% de la región. Los turistas y las lugareños podían acceder libremente al resto del sitio.

Situados en el delta del Ganges e inscritos desde 1997 en el Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco, los Sundarbans, a caballo entre Bangladesh e India, albergan una gran diversidad de fauna, incluyendo los tigres de Bengala y los delfines de Irrawaddy, también en peligro de extinción.

Los Sundarbans, amenazados por la actividad humana e industrial y por el tráfico de animales, constituyen un escudo natural contra las tormentas que azotan las costas meridionales de Bangladesh y las del este de India.

En 2015, un estudio reflejó una fuerte caída del número de tigres de Bengala en ese lugar: se censaron 106, en comparación con los 440 registrados en 2004. La decisión de las autoridades “ayudará a buen seguro” a que aumente ese número, consideró Monirul Khan, especialista en tigres y profesor de Zoología en la universidad pública Jahangirnagar.

“Es una ley. Estamos agradecidos. Si se aplica realmente, tengo la esperanza de que ayude a incrementar el número de animales, en particular, de tigres”, agregó Khan. Según Amir Hossain, jefe del proyecto gubernamental para la vigilancia de los tigres, el nuevo santuario “constituirá un refugio seguro para los desplazamientos y la reproducción de los tigres”.

“Se restringirán los movimientos de personas en el santuario ampliado”, dijo, precisando que los cerca de 350 000 habitantes que dependen del pescado, de la miel y de la madera de los Sundarbans para vivir no podrán penetrar en el santuario.

Con todo, según los expertos, la fauna y el delicado ecosistema de los Sundarbans sigue estando amenazado por una controvertida central de carbón, cuya construcción está prevista al lado del paraje natural.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)