6 de noviembre de 2015 09:11

Los bachilleres admitidos en el GAR anhelan ir al extranjero

Los bachilleres admitidos en el GAR podrán postular a cualquier universidad y carrera del mundo sin importar el costo.

Los bachilleres admitidos en el GAR podrán postular a cualquier universidad y carrera del mundo sin importar el costo. Foto: Eduardo Terán/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 64
Redacción Sociedad
sociedad@elcomercio.com (I)

William Narváez obtuvo 1 000/1 000 en el último Examen Nacional para la Educación Superior (ENES). El joven carchense, de 18 años, junto a otros 122 estudiantes del país, forman la novena promoción del Grupo de Alto Rendimiento (GAR).

La alegría en el rostro del joven tulcaneño no es disimulable. La idea de estudiar con beca en el extranjero lo emociona. Este sentimiento lo comparten sus padres, aunque lo mezclan con la tristeza de que su único hijo tenga que dejar el país. Narváez rindió dos ENES en 2015. El primero, en marzo, donde obtuvo 900 puntos. Y el segundo, en septiembre, donde alcanzó la puntuación perfecta.

Su meta era estudiar medicina en la Universidad Central del Ecuador. Pero, con la calificación que obtuvo en su primer intento no alcanzó el rango requerido para acceder a esa opción. Decidió volverlo a intentar, con una preparación más fuerte, pero nunca se imaginó alcanzar los 1 000 puntos.

Ahora, analiza opciones para estudiar medicina en el extranjero. Su incursión en esta carrera radica en el sueño de ayudar en la curación de su padre: Oscar Narváez, quien padece una enfermedad en los riñones.

William se preparó en la plataforma ENES y con la ayuda de un profesor de su colegio, Jaime Díaz. Además, siguió un curso preuniversitario en el instituto Jean Fourier.

La mayoría de los estudiantes que alcanzaron el GAR también invirtieron en preuniversitarios para lograrlo; aunque coinciden en que este elemento no es determinante. Atribuyen su logro al esfuerzo, la constancia y la dedicación.

Ese es el caso de Fernando Guanoluisa (995 puntos), Jaiby Delgado (975 puntos), Rafael Cueva (984 puntos) e Israel Cueva (985 puntos). Todos se conocieron en las aulas de uno de los institutos capitalinos que ofrecen la preparación para el ENES y ahora se alistan para nuevamente ser compañeros en la Nivelación Especial.

Todos planean aprovechar la oportunidad y estudiar en el extranjero. Pero, antes, deben cursar y aprobar la Nivelación. Este curso tiene una duración de entre 10 y 12 meses.

Los estudiantes se prepararán en cuatro aspectos: idioma, académica, que abarca clases de física, química, matemática y biología en el idioma elegido (francés o inglés), cultura e interculturalidad y asesoría psicoemocional para la postulación internacional.

Según datos de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), el 84% de los jóvenes que cursaron la Nivelación Especial fueron aprobados y estudian en las mejores universidades del exterior.

René Ramírez, secretario de esa Cartera de Estado, presidió el acto de socialización de la nueva promoción del GAR, que se efectuó ayer en el auditorio del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN).

Ramírez invitó a los padres de los nuevos estudiantes del GAR a acompañar y apoyar a sus hijos en sus proyectos de vida. Además, informó que no existe un monto fijo en la beca que el Estado ofrece a los miembros de este grupo.

“Existe la posibilidad de que el Estado financie estudios con una inversión superior a USD 200 000”, indicó el Secretario.

Ramírez, aclaró además, que el examen Ser Bachiller, prueba que comprende conocimientos disciplinarios específicos y que será implementada desde el año lectivo 2016-17, no reemplazará totalmente al ENES.

La nueva propuesta brinda un peso mayor (80%) a las aptitudes de razonamiento abstracto, aptitud numérica y aptitud verbal que es lo que ha venido evaluando el ENES desde su aparición en el 2012.

Para Ramírez, lo más importante es dar seguimiento al proceso de democratización y meritocracia para el ingreso a las universidades. Lo que significa no discriminar áreas geográficas, género, ni ningún otro rasgo social o económico.

En esta promoción, por ejemplo, el 46,34% de los admitidos en el GAR son hombres, mientras que el 53,66% son mujeres. El 68,29% se graduaron en colegios públicos y el 30,8% en colegios privados.

Un testimonio del aumento de oportunidades es Wilma Macas, de 19 años. Esta indígena de nacionalidad kichwa perteneciente al pueblo Saraguro es parte del GAR.

Ella se siente como un ejemplo de los jóvenes de su comunidad de que “existe igualdad de condiciones y que todos podemos soñar con estudiar en el extranjero”. Wilma será la primera de ocho hermanos en lograr profesionalizarse fuera del país. Prefiere estudiar medicina en Canadá.

Al finalizar el evento, Ramírez aseguró que la inversión estatal en becas de este tipo se mantendrá, pese a que el presupuesto estatal del 2016, que se encuentra en proceso de aprobación en la Asamblea, ha sido calificado como austero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)