1 de septiembre de 2014 00:05

El BI viabiliza el camino hacia una universidad internacional

Bachillerato Internacional

Los estudiantes de Bachillerato Internacional del Colegio Intisana ya reciben clases. Su año lectivo se inició dos semanas antes que los del BGU. Foto: María Isabel Valarezo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 18
Contento 2
David Villacís. Redactor
dvillacis@elcomercio.com (I)

Su idea era estudiar la universidad en el exterior, y el Bachillerato Internacional (BI) se presentaba como una opción adicional que le daría más recursos académicos para abrirse campo en el extranjero. Es por eso que Nicole Naranjo no dudó en aprovechar los beneficios del BI que le ofrecía el Colegio Americano, de donde egresó hace cuatro años.

Para Naranjo, ese fue el inicio de un camino que concluyó con su especialización en biología y francés, la cual fue obtenida en la Trinity University (San Antonio, EE.UU.).

Pero, ¿cómo puede el BI facilitar el camino hacia una institución de educación superior internacional? Desde la experiencia de Naranjo, esta modalidad le permitió acceder a una educación más personalizada.

Además, tuvo la oportunidad de adquirir destrezas para realizar una tesis, ya que para graduarse tenía que desarrollar una investigación y un ensayo sobre un tema de libre elección.

Los beneficios del BI van más allá de los estudiantes y trascienden a la sociedad, ya que los alumnos deben tomar un curso de Creatividad, Acción y Servicio (CAS), el cual se realiza fuera de la institución educativa con el fin de servir también a la comunidad.

Lo fructífero de este programa llama la atención de los países, y Ecuador no es la excepción. Es por eso que el Estado impulsa un ambicioso proyecto en el que se aspira a tener 500 colegios públicos acreditados con Bachillerato Internacional hasta el 2017, según explica Freddy Peñafiel, viceministro de Educación. Está previsto que el próximo 17 de septiembre, el Ministerio de Educación dé a conocer los nuevos establecimientos que contarán con el BI.

El proceso para que un centro educativo obtenga el Bachillerato Internacional demora aproximadamente dos años y demanda una serie de inversiones que buscan financiar algunos rubros, como por ejemplo los talleres de capacitación para los profesores. De hecho, en este año, se ha capacitado en el país a más de 2 000 docentes.

También se deben cubrir los fondos que reciben los establecimientos para su mantenimiento y mejora en laboratorios, bibliotecas e instalaciones en general. Todo esto le ha representado al Estado una inversión de USD 18 millones entre el 2006 y el 2014.

A pesar de las exigencias económicas y académicas del BI, este modelo sigue llamando la atención de los alumnos, especialmente si es que aspiran a continuar su formación profesional en el exterior. Ese es el caso de Andrés Mejía, quien estudia en el Colegio Intisana, ubicado en el norte de Quito.

Este joven de 17 años comenta que quisiera ganarse una beca para poder estudiar medicina en la Universidad Estatal de Michigan, en Estados Unidos.

Según Mejía, es una motivación el saber que el BI le puede ayudar a saltarse materias; concretamente el primer año de biología. Pero esta es una de las recompensas al esfuerzo de iniciar clases dos semanas antes, mientras muchos de sus amigos todavía disfrutan de las vacaciones.

Similar es la situación de su compañero Carlos Garcés, quien, si bien es cierto pretende a seguir Derecho en la Pontificia Universidad Católica (PUCE), no descarta, a mediano plazo, estudiar un postgrado en el exterior.

Para Garcés, el BI es mucho más que un certificado, ya que implica recibir un nivel más avanzado en las materias, además de acostumbrarle al estudiante a desenvolverse en un “esquema más internacional”.

Los altos estándares de calidad académica que exige el Bachillerato Internacional obliga a los colegios a cumplir con un número determinado de horas y ajustar el pénsum según el perfil del estudiante.

Por ejemplo, existen materias de nivel superior y medio. En el primer caso se debe cubrir con una carga horaria de 240 horas reloj durante los últimos dos años de colegio, mientras que en las asignaturas de nivel medio se debe cumplir con 150 horas. Así lo explica Diego Astudillo, director del programa de Bachillerato Internacional del Colegio Intisana.

En contexto


Aproximadamente 66 establecimientos educativos (públicos y privados) cuentan con Bachillerato Internacional en el país por el momento. El objetivo del Ministerio de Educación es que dentro de tres años el número de colegios públicos con BI llegue a 500.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)