26 de abril de 2016 19:03

La ayuda tras el terremoto no se limita a las donaciones

Las empresas privadas y públicas buscan donar, más que alimentos, a los damnificados en Manabí.

Las empresas privadas y públicas buscan donar, más que alimentos, a los damnificados en Manabí. Foto: Pavel Calahorrano/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Andrea Medina

Las empresas privadas, instituciones educativas y otras entidades aportan a través de diferentes causas a la situación que vive el país, tras el terremoto de 7.8 grados en escala de Ritcher que se registró el pasado 16 de abril del 2016.

Correos del Ecuador, por ejemplo, estableció un descuento del 25% en el costo de envío de paquetes desde España hacia Ecuador, así como la posibilidad de enviar dinero de forma gratuita. Esta oportunidad estará vigente hasta el próximo 31 de mayo del 2016.Los envíos gratuitos rigen para el mecanismo tipo Giro Urgente Internacional (IFS), con un límite de 2 499,99 euros, por giro.

Aunque la solidaridad también se cristaliza en donaciones económicas desde varios países. Sobre todo para ayudar a los damnificados de las zonas más afectadas por el terremoto, tanto en la provincia de Manabí y Esmeraldas, en la Costa del país.

Esta acción la cumplirá el Banco de Desarrollo de América que destinará USD 200 000 para ayuda humanitaria. Esta entidad también puso a su disposición un préstamo de USD 100 millones que puedan servir para financiar la rehabilitación de los sitios afectados, tanto en infraestructura como en dotación de servicios.

La colaboración también se canalizará desde las instituciones de educación superior. La Universidad Andina Simón Bolívar, por ejemplo, trazó algunas medidas inmediatas y a largo plazo para contribuir con la rehabilitación de las zonas afectadas. Esta entidad, además de enviar donaciones alimenticias, de agua y otros artículos, planeó un proyecto de investigación estratégica para la mitigación, recuperación y prevención de procesos de enfermedades transmisibles y de traumas psicológicos, para los afectados.

El envío de brigadas de especialistas en salud, psicología y otros aspectos también motivó a las universidades San Francisco y de Las Américas (en Quito). Esta última envió un equipo de 11 expertos en psicología, medicina y enfermería a Santa Marianita, San Mateo, San Lorenzo y otros sitios rurales de Manta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)