19 de agosto de 2016 08:43

Australia pedirá más tiempo a Unesco para proteger Gran Barrera de Coral

En julio de 2015, Australia consiguió evitar que la Gran Barrera de Coral entrase en la lista roja pero a cambio la Unesco exigió serios avances en su protección

En julio de 2015, Australia consiguió evitar que la Gran Barrera de Coral entrase en la lista roja pero a cambio la Unesco exigió serios avances en su protección. Foto: Public Domain Pictures

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El estado australiano de Queensland pedirá al Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco que amplíe hasta 2018 el plazo que le ha concedido para solucionar los problemas de la Gran Barrera de Coral y evitar que esta sea incluida en la lista de patrimonio en peligro, informaron este viernes 19 de agosto de 2016 las autoridades.

En julio de 2015, Australia consiguió evitar que la Gran Barrera de Coral entrase en la lista roja pero a cambio la Unesco exigió serios avances en su protección hasta diciembre de 2016. Los esfuerzos para proteger el Gran Arrecife sufrieron un revés este jueves 18 de agosto, al fracasar por un voto en el Parlamento de Queensland un borrador de ley del Gobierno regional para contener las amenazas a los bosques en la costa, relacionadas con la protección de los corales.

Según los expertos, el desmonte erosiona el suelo, lo que hace que aumente la cantidad de sedimentos que van a parar al océano y que matan los corales al bloquear la llegada de la luz del sol.

El desmonte en la zona se duplicó desde 2011 hasta 300 000 hectáreas al año, lo que contribuye significativamente a poner en peligro la Gran Barrera. El Gobierno de Queensland confía ahora en conseguir la mayoría parlamentaria en las elecciones de 2018 y poder aprobar así la ley, por lo que pedirá a la Unesco que retrase su evaluación hasta ese momento.

El ministro regional de Medio Ambiente, David Miles, pedirá al primer ministro australiano, el liberal Malcolm Turnbull, que apoye su petición ante el organismo de la ONU. "Está en juego algo muy, muy importante", apuntó Miles.

Si la Gran Barrera entra en la lista roja, tendría consecuencias para el turismo y los empleos en el país, advirtió el político. La Gran Barrera es una de las principales atracciones turísticas y un importante motor económico de Australia.

Está amenazada por varios factores, como el calentamiento de los mares o la explotación de las minas de carbón en las costas, y en los últimos 30 años perdió la mitad de su manto de corales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)