5 de febrero de 2018 00:00

El interés en la esterilización de las mascotas aumenta en Quito

Imagen refernecial. En la Clínica del Sur, existen dos quirófanos para esterilizaciones. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO.

Imagen refernecial. En la Clínica del Sur, existen dos quirófanos para esterilizaciones. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 30
Gabriela Castellanos

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las citas para esterilizaciones en la Clínica Veterinaria del Municipio, en el sur de Quito, se entregan con tiempos de espera de hasta dos y tres semanas. A diario este centro opera 50 mascotas. Cada operación representa una inversión de entre USD 15 y 18 para el Cabildo. Para los usuarios, las cirugías son gratuitas.

La clínica, inaugurada en noviembre del año pasado, nació como una necesidad de ampliar la capacidad de atención del Municipio con respecto a la problemática de la sobrepoblación de animales. Este método evita que nuevos cachorros nazcan y que luego terminen en las calles sin cuidados.

Durante el 2017, Urbanimal realizó 9 600 esterilizaciones, según información de la Secretaría de Salud. “La meta es alcanzar las 30 000 cirugías cada año”, comentó José Ruales, secretario de esa institución.

Con ello esperan atender en cinco años a la tercera parte de la población de animales de la ciudad. No hay un censo, pero se calcula que en todo el distrito existen cerca de 450 000 animales. 150 000 están abandonados, otros 150 000 tienen dueños, pero deambulan libremente por las calles y otros
150 000 tienen familias responsables que no los dejan sueltos.

Las esterilizaciones no se realizan únicamente en el Municipio. Algunas organizaciones de protección y bienestar animal también asumen parte de esta labor, unas con costos reducidos y otras gratuitas que se financian con donaciones. PAE realizó, en 2017, 6 538 esterilizaciones a bajo costo (USD 22) con su quirófano móvil. Esta unidad fue clausurada en enero por la Agencia Metropolitana de Control. La razón fue que no se entrega Licencias Únicas de Actividades Económicas a quirófanos móviles.

Patitas Callejeras, otra organización que trabaja en Quito, realizó 672 esterilizaciones el año pasado. Ellos trabajan con veterinarios privados que les dan precios preferenciales para los procedimientos.

Fundación Camino a Casa hace campañas gratuitas en zonas problemáticas de la ciudad. La última, realizada en Guamaní, dejó como resultado 214 animales operados en un fin de semana.

En este sentido, Ruales aplaude el trabajo independiente de las organizaciones que también persiguen el mismo fin: evitar la sobrepoblación y garantizar una mejor calidad de vida a las mascotas.

El Colegio de Veterinarios de Pichincha colaboró en la elaboración de un manual de procedimientos para garantizar el bienestar animal en las campañas de esterilización. El doctor Patricio Ruiz, presidente de ese gremio, contó que con los medicamentos e instrumental necesario, cada operación costaría USD 35.

José Luis Maldonado, médico veterinario zootecnista encargado de Urbanimal Quito Sur, aseguró que en las operaciones utilizan protocolos que ayudan a la recuperación rápida de los animales.

Además de manejar estos procedimientos, los centros de esterilización deben regirse a los reglamentos de Agrocalidad, entidad encargada del control del funcionamiento de establecimientos que manejan perros y gatos en el país.

Para otorgar el permiso se solicitan requisitos como el asesoramiento técnico de un médico veterinario, área de recepción de animales y revisión clínica, área quirúrgica, área de recuperación, equipo de esterilización, equipo de primeros auxilios, servicios básicos, servicios higiénicos y material informativo.

Según el doctor Julio Mejía, responsable de la gestión de sanidad animal de esa institución, actualmente existen 63 centros registrados para desarrollar campañas de esterilización. Además, existen seis unidades veterinarias móviles registradas en todo el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (1)