15 de May de 2014 07:20

Aumenta la esperanza de vida, que alcanza 73 años en mujeres y 68 en hombres

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La esperanza de vida sigue aumentando en el mundo y ha llegado a 68 años para los hombres y a 73 años para las mujeres, lo que significa que las personas han ganado una media de seis años de vida desde 1990, según las nuevas estadísticas mundiales de la salud presentadas hoy, jueves 15 de mayo de 2014,  en Ginebra.

La diferencia de la esperanza de vida entre los países de altos y bajos ingresos varía por género: en los primeros las mujeres viven seis años más que los hombres y en los segundos tres años mas. Japón es el país donde hombres y mujeres viven más (84 años), aunque estas últimas alcanzan una media de 87 años, frente a 80 de los hombres.

El grupo de países situado por debajo de Japón en esperanza de vida femenina lo conforman España, Suiza, Singapur e Italia (85 años), mientras que en Francia, Australia, Corea del Sur, Luxemburgo y Portugal viven un año menos.

La esperanza de vida más elevada para los hombres se encuentra en Islandia, con 81 años; mientras que en Suiza, Australia, Israel, Singapur, Nueva Zelanda, Italia, Japón y Suecia es de 80 años.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó hoy su estadísticas actualizadas, que revelan que los países de bajos ingresos han hecho importantes progresos y conseguido aumentar la esperanza de vida en nueve años entre 1990 y 2012.

Los países donde más subió este índice en ese periodo han sido Liberia (de 42 a 62 años), Etiopía (de 45 a 64), Maldivas (de 58 a 77), Camboya (de 54 a 72), Timor Este (de 50 a 66) y Ruanda (de 48 a 65).

Los especialistas de la OMS indicaron que una de las razones de la mejora descrita en algunos de los países más pobres del mundo es que redujeron la mortalidad infantil en menores de cinco años. Sin embargo, las disparidades se mantienen entre ricos y pobres, ya que un niño nacido en un país rico puede vivir 76 años, de promedio, es decir, 16 años más que el nacido en una nación pobre. En buena parte de África Subsahariana, la esperanza de vida, tanto de hombres como de mujeres, es de menos de 55 años.

Los años ganados en los países desarrollados se deben al éxito en el control de enfermedades no transmisibles, lo que explicaría que menos mujeres y hombres mueran antes de los 60 años, dijo el director del Departamento de Estadísticas de la OMS, Ties Boerma, en una rueda de prensa. En muchos de estos países también ha contribuido a ello la disminución en el consumo de tabaco.

Según las estadísticas de la OMS, presentadas como antesala de su gran asamblea anual, que se inaugura el próximo lunes en Ginebra, las tres primeras causas de muerte prematura son las enfermedades coronarias, las infecciones respiratorias del tracto inferior, como la neumonía; y el infarto cerebral. Sin embargo, en más de una veintena de países -todos en África- el 70 % de años de vida perdidos (por muerte prematura) se atribuye a la incidencia de enfermedades infecciosas. En el mundo rico, el 90 % de muertes prematuras se debe a enfermedades crónicas y heridas. Otro dato interesante que aportan las estadísticas es que el 6,7 % de niños menores de cinco años sufre de sobrepeso, un total de 44 millones, de los que 10 millones están en África, donde el problema de la obesidad está aumentando rápidamente.

La mortalidad de menores de cinco años se debe en primer lugar a nacimientos prematuros, mientras que la neumonía es la segunda causa. Sin embargo, la OMS reconoció las limitaciones de su base de datos en vista de que sólo un tercio de todas las muertes y sus causas en el mundo están anotadas en registros civiles. La estadísticas de la organización sanitaria se publican desde 2005 y cubre datos de 194 países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)