25 de agosto de 2017 15:53

La audiencia contra los tripulantes de la nave china en Galápagos se realiza con resguardo policial

En las afueras de la Unidad Judicial de San Cristobal se congregó un grupo de manifestantes que protestaban por la presencia de la flota china en Galápagos y la pesca ilegal de una embarcación que fue capturada con más de 300 toneladas de especies, alguna

En las afueras de la Unidad Judicial de San Cristobal se congregó un grupo de manifestantes que protestaban por la presencia de la flota china en Galápagos y la pesca ilegal de una embarcación que fue capturada con más de 300 toneladas de especies, algunas en peligro de extinción. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 7
Betty Jumbo

Los galapagueños de San Cristóbal permanecen expectantes sobre la audiencia de juzgamiento contra los 20 tripulantes de la embarcación china, que fue capturada dentro de la Reserva Marina de Galápagos.

La Unidad Judicial de San Cristóbal, en la avenida 12 de Febrero, cerca del Mercado Municipal, permanece resguardada por la Policía Nacional desde las 09:00 cuando se inició el trámite judicial.

La tranquilidad de la pequeña ciudad momentáneamente, debido a la marcha convocada por los jóvenes de San Cristóbal para rechazar la pesca ilegal dentro de la Reserva y pedir el retiro de la flota china que pesca cerca del borde de la Zona Económica Exclusiva de las Islas Galápagos.

Jovenes de San Cristobal organizaron una marcha para protestar contra la pesca ilegal en Galápagos. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.

Jovenes de San Cristobal organizaron una marcha para protestar contra la pesca ilegal en Galápagos. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO.



En la Unidad se encuentran el director del Parque Nacional Galápagos, Walter Bustos, quien presentó una denuncia formal. Además, están ecologistas, guías naturalistas y las autoridades del Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos.

Los tripulantes están con prisión preventiva y serán procesados por un presunto delito ambiental. En las bodegas del carguero se hallaron casi 300 toneladas de pesca, entre las que estaban especies consideradas vulnerables y en peligro de extinción.

La pesca dentro de la Reserva está tipificada en el artículo 247 del Código Integral Penal, como delito contra la flora y fauna silvestre. Se sanciona a quien “pesque, capture, recolecte, extraiga, tenga, transporte (…) especímenes o sus partes, sus elementos constitutivos productos y derivados, de flora o fauna silvestre terrestre, marina o acuática, de especies amenazadas, en peligro de extinción y migratorias, listadas a nivel nacional”. La sentencia es pena privativa de libertad de uno a tres años.

Según esta normativa, se aplicará el máximo de la pena si el hecho se comete dentro del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, como es el caso del archipiélago.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)