11 de octubre de 2015 00:36

En Manta están en boga los asientos ‘verdes’ reciclados

Los bancos han sido ubicados en corredores para que los estudiantes los utilicen en sus horas de lectura. Foto: Patricio Ramos/ EL COMERCIO.

Los bancos han sido ubicados en corredores para que los estudiantes los utilicen en sus horas de lectura. Foto: Patricio Ramos/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 18
Redacción Manta

La línea del reciclaje cala entre los estudiantes de la facultad de Administración de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (Uleam).  Llantas usadas de autos, antes incautadas por las autoridades de Salud, pues eran sitios de reproducción de insectos transmisores de enfermedades tropicales, hoy son reutilizadas para la elaboración de asientos.

Los estudiantes de Marketing de la Uleam iniciaron el proyecto desde agosto.  El objetivo, según la docente Jacqueline Loor, es dotar de elementos para que los estudiantes en sus ratos libres tengan un sitio donde sentarse y leer.

Cuando el sol es fuerte y la temperatura ambiente supera los 30 °C espacios como los corredores son adecuados para el estudio, pues están frescos. Así 150 universitarios empezaron con la elaboración de asientos reciclando llantas. A Héctor Navarrete, estudiante de marketing, se le unieron cinco compañeros para plasmar la propuesta.

Contactó a un amigo que tiene vehículo y le pidió dos llantas viejas. Tras lavarlas, con la ayuda de un taladro hicieron tres oficios por los que pasaron pernos y los sujetaron con tuercas.
Una vez unidas las llantas procedieron a forrar un neumático con esponja, cuerina e hicieron un cojín.

Entre agosto y septiembre los estudiantes han elaborado 30 asientos que han sido distribuidos en espacios estratégicos de la Facultad.

La docente Ana Arias, dijo que, una vez que se inicie el nuevo semestre de estudios -en una semana-, los estudiantes tendrán asientos donde estar cómodos sin necesidad de permanecer en las aulas. Hay ambientes frescos en donde puedan sentarse, pero acompañados de un libro, puntualizó.

Los espacios internos de la facultad ahora lucen llenos de color y sobre todo son asientos que fueron realizados con materiales reciclados, incluidas esponja, cuerina y telas de muebles.

La idea de tener asientos circulares no fue solo para optimizar los espacios del campus, también se convierten en elementos aliados para la creatividad de los alumnos, “eso es lo que buscamos de cada uno de nuestros estudiantes, que son potenciales emprendedores”, señaló Arias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)