27 de agosto de 2016 00:00

Ashalim, de energía solar a eléctrica con 55 000 espejos

La gráfica muestra como se van ubicando los espejos alrededor de la que será la torre solar más alta del mundo. Foto:  www.inhabitat.com y EFE

La gráfica muestra como se van ubicando los espejos alrededor de la que será la torre solar más alta del mundo. Foto: www.inhabitat.com y EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Construir
construir@elcomercio.com

No hay discusión. Es uno de los proyectos más ambiciosos que se han desarrollado en el mundo en épocas recientes. Se trata de construcción de la estación de energía solar Ashalim en el desierto de Negev, cerca del Kibbutz Ashalim, en Israel.

En pleno desierto israelita se levanta la torre solar más alta del mundo (240 metros), la cual proyectará la luz del astro sobre 55 000 espejos.

Estos cubren la increíble superficie de un millón de m², equivalentes a un área del tamaño de 400 campos de fútbol.

El proyecto se completará el próximo año y tiene como objetivo proporcionar alrededor del 2% de la electricidad de este país que, actualmente,genera la mayor parte de su electricidad con carbón, gas natural y petróleo.

Los motivos para su construcción, según explica Wikipedia, son cuatro: reducir las importaciones de energía; bajar la dependencia estratégica de fuentes de energía extranjeras; reducir los niveles de contaminación mediante las prácticas sustentables como este proyecto; e, impulsar la ciencia y tecnologías locales.

Por esa razón, el proyecto fue encargado a la empresa israelita de energía solar Megalim, la cual desarrolló todo el proyecto, incluidos los diseños y la construcción.

Megalim -que es una asociación de empresas como Brightsource, General Electric, Noy y Alstom- llenará de la tecnología más revolucionaria esta gigantesca estación ubicada al sur del distrito de Ben Sheva.

Un ejemplo de este desarrollo punta son los propios espejos.No solo son más grandes y reforzados que los utilizadas en proyectos anteriores, sino que también son controlados por una red wifi, en lugar de cables, según explica el portal Dailymail

Todos los procesos de transformación de energías, asimismo, serán automáticos y sustentables. Así se optimizará la conectividad y se reducirán los efectos contaminantes.

De esa manera, la torre podrá crear 320 gigavatios de electricidad, lo que es suficiente para abastecer a unos 120 000 hogares, explica Dailymail.

El complejo evitará, asimismo, 110 000 toneladas de emisiones de CO 2 al año a lo largo de su vida útil, según señala la web de la empresa constructora.

La estación combinará tres tipos de energía: la solar térmica, la fotovoltaica y la generada por el gas natural. También, está prevista una segunda planta termosolar. 1 000 obreros trabajan en la obra. La estación producirá electricidad el año 2017.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)