19 de agosto de 2016 16:29

El asentamiento humano más antiguo de América se encuentra en Chile 

con vestigios animales y humanos de entre 14 500 y 18 500 años atrás.

El lugar mantiene  vestigios animales y humanos de entre 14 500 y 18 500 años atrás. Foto: Captura de pantalla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia AFP

El sur chileno reveló un hallazgo revolucionario para las teorías de poblamiento americano: el sitio arqueológico Monte Verde, el asentamiento humano más antiguo de América, con vestigios de más de 18 500 años.

Tapado por la vegetación y la ceniza volcánica, el sitio permaneció oculto para el mundo científico hasta que en 1976 por casualidad desentrañó los primeros vestigios de vida humana del continente americano, poniendo en duda las teorías de migración hasta ese entonces aceptadas.

“No hay ningún lugar en el mundo que ofrezca una ventana tan limpia para mirar al pasado” , dice Tom D. Dillehay, arqueólogo y antropólogo, en rueda de prensa este viernes en Santiago, durante la cual impulsó la idea de declarar el terreno Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, en tanto hoy pertenece en parte a un privado y a la Fundación Monte Verde.

Ubicado en la ciudad de Puerto Montt, a unos 1 200 km al sur de Santiago, comprende dos ocupaciones humanas en distintas épocas, con vestigios animales y humanos de entre 14 500 y 18 500 años atrás.


Su antigüedad provocó una revolución en el mundo científico, donde se creía que los grupos Clovis -en el estado de Nuevo México- eran la primera cultura de América, que pobló desde allí todo el continente a lo largo de un corredor templado en medio de la glaciación unos 13 000 años atrás.

Sus primeros miembros habrían llegado desde Asia a través del estrecho de Bering, convertido en esa época en un puente natural debido a la glaciación.

“El modelo dominante de poblamiento de América es el de la cultura Clovis, que es un sitio de 13 000 años de antigüedad ubicado en Estados Unidos, donde se encontró la asociación de megafauna como mamuts con un proyectil bifacial (un tipo de punta de lanza), lo que indicaba que en esa época se pobló el continente” , explicó Dillehay.

Sin embargo, agrega,  "Monte Verde es uno de los sitios más relevantes que han desarmado este paradigma, no sólo por la antigüedad sino también porque comprueba que las comunidades además de ser cazadoras de grandes animales, eran recolectoras de plantas y cazadoras de animales pequeños” .

Un asentamiento efímero 

Huesos de mastodontes, herramientas filosas, algas, piel de animal y trozos de carne perfectamente cortadas en porciones han sido encontrados en Monte Verde, además de lo que se cree era un centro medicinal con más de 28 plantas con propiedades curativas.

También en este lugar se han encontrado los nudos más antiguos del mundo, usados en unas especies de dagas para sostener las paredes -probablemente de cuero- de la vivienda.

“Es un sitio muy bien conservado, porque está tapado por turba, y allí no sólo se encuentran herramientas de piedra y huesos, sino también muchos restos orgánicos como cuero y carne” , destacó el académico de la Universidad Vanderbilt.

Se cree que quienes habitaron allí -un grupo de entre 15 a 20 personas- lo hicieron por poco tiempo, y que habrían cruzado al continente desde Siberia bordeando la costa del continente americano desde Asia.

“Todo el registro genético muestra que vinieron desde Siberia” , explica Dillehay.

“Era un asentamiento efímero, de mucho movimiento. Alguna vez fue ocupado por más tiempo, después sus habitantes se fueron no sabemos por qué razón” , agrega el científico en la rueda de prensa organizada por la Fundación Imagen de Chile.

El hallazgo de Monte Verde se dio por casualidad en 1976, cuando campesinos excavaban una cerca y emergieron los primeros vestigios animales que se hicieron llegar a la Universidad Austral de Chile.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)