24 de marzo de 2016 15:13

Ocho artistas rinden homenaje a la Semana Mayor, en Cotacachi

El colectivo Juntos por el Arte, que integra a los pintores y escultores, es responsable de esta iniciativa.

El colectivo Juntos por el Arte, que integra a los pintores y escultores, es responsable de esta iniciativa. Foto: Francisco Espinoza/PARA EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
José Luis Rosales

Un rostro que representa a Cristo, elaborado con piezas recicladas de aluminio, da la bienvenida a la exposición Luz y Sal, más allá del dogma.

La propuesta de ochos artistas imbabureños, que muestran sus trabajos vinculados a la espiritualidad, fue organizada por la Semana Santa.

La exhibición, que estará abierta hasta el 22 de abril, se realiza en la Museo de las Culturas de Cotacachi, provincia de Imbabura.

Se trata de una ciudad donde hay mucho sincretismo. La influencia de culturas originarias pesa en la obra y espiritualidad de la localidad.

Según Andrés Aguirre, uno de los expositores, la idea es rescatar la fe cristiana y la tradición mediante las artes. Las 23 obras entre pinturas y esculturas, en pequeño y gran formato, están distribuidas en dos salas.

Para Lenin Alvear, coordinador del Museo de las Culturas, la propuesta de los artistas es poner en evidencia la cosmovisión de cada uno de ellos respeto a la espiritualidad. “No se basa en los cánones que la religiosidad impone, sino es una expresión de la cosmovisión interna de cada expositor”.

La muestra se preparó con tres meses de antelación. El colectivo Juntos por el Arte, que integra a los pintores y escultores, es responsable de esta iniciativa.

Para ofrecer un trabajo de alta calidad se contó con una curadora, Paulina León. Un mes antes, León visitó los talleres de los artistas de Cotacachi, Otavalo e Ibarra, para seleccionar los trabajos que estuvieran en concordancia con la propuesta de la muestra.

Se trata de cuadros elaborados con diversas técnicas: óleo, acrílicos y carboncillos. Mientras que las esculturas fueron realizadas con metal, madera y fibra de vidrio.

Los cuadros tienen una amplia cromática. Marco Males, por ejemplo, domina la pintura, el dibujo y la animación; en sus obras muestra un sincretismo entre la religión católica y la cosmovisión indígena de Imbabura, resaltan los tonos verdes.

“La idea de la exposición es darle un sentido –mediante una secuencia– para que los espectadores tengan un recorrido organizado”, explica León.

También comenta que la exposición Luz y Sal busca superar los dogmas cristianos, a través de la libre interpretación que ofrece cada artista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)