5 de junio de 2014 15:24

Artista muestra sus partes íntimas en museo de París

Una artista de Luxemburgo llamada Deborah de Robertis causó polémica en el Museo d' Orsay de París al realizar un performance en el que exhibe sus partes íntimas. Foto: Captura de pantalla

Una artista de Luxemburgo llamada Deborah de Robertis causó polémica en el Museo d' Orsay de París al realizar un performance en el que exhibe sus partes íntimas. Foto: Captura de pantalla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 20
Contento 1
Redacción ElComercio.com

Deborah de Robertis, artista de Luxemburgo, entró luciendo un vestido corto, brillante y de color dorado a la sala del Museo d’Orsay de París, en donde se exhibe El origen del mundo de Gustave Courbert.

Una vez estuvo al frente de uno de los cuadros más controvertidos de la historia- puesto que exhibe un órgano sexual femenino en primer plano- inició su performance. Se sentó en el piso, levantó su vestido y expuso sus partes íntimas al público, a imagen y semejanza de la obra de arte.

Esto ocurrió el pasado jueves 29 de mayo de 2014 y fue grabado en un video que ha sido difundido en Internet y censurado en varias plataformas según una publicación del ABC de España. Además, para acompañar este clip utilizó Dicho la música del Ave María de Schubert de fondo.

En el video se observa que mientras permanece en el piso, con las piernas levantadas, recita un poema que dice: “Yo soy el origen, yo soy todas las mujeres. No me has visto, quiero que me reconozcas. Virgen como el agua creador del esperma”.

Con este performance- titulado Espejo de Origen- la artista se hizo famosa, llamó la atención mundial y sorprendió a los trabajadores del museo, ya que no tenía autorización para llevar a cabo su iniciativa. Otros trajos de De Robertis siguen la misma línea de acción y cuestiona los roles estereotípicos de la sociedad.

El Museo d' Orsay se negó hoy (05 de junio de 2014) a pronunciarse sobre la polémica intervención, según informó la agencia EFE. En el video se puede observar cómo el personal de seguridad del centro se interpone entre ella y el público y sin utilizar la fuerza la invitan a desalojar la sala.

De Robertis- por su parte, sí se pronunció al respecto. Delcaró al diario Le Monde que su obra “no refleja el sexo, sino el ojo del sexo, el agujero negro”. Agregó también que mantuvo su órgano sexual femenino abierto con las dos manos para revelarlo, para mostrar lo que no se ve en el cuadro original”.

Confesó además, que hace un mes desnudó parte de su cuerpo en el mismo lugar- en el Museo d' Orsay- para que un fotógrafo que la acompañara hiciera una fotografía.

El famoso cuadro que ‘inspiró’ a la artista de Luxemburgo fue realizado en 1866 y permaneció oculto por un largo periodo de tiempo hasta que llegó a manos del estado francés en 1981. Sin embargo, no es hasta 1995 que se lo exhibe al público general en el lugar en el que reposa actualmente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)