27 de enero de 2016 12:05

El artista Ai Weiwei cierra muestra en Dinamarca en protesta por política de asilo hacia refugiados

El artista chino Ai Weiwei es conocido por su compromiso en temas políticos y sociales. Foto: Archivo AFP

El artista chino Ai Weiwei es conocido por su compromiso en temas políticos y sociales. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Valentín Díaz

El artista chino Ai Weiwei cerró anticipadamente una exposición en Copenhague, que estaba previsto que durara hasta abril, en protesta contra el endurecimiento de la política de asilo del Gobierno danés.

"Ai Weiwei decidió cerrar su exposición 'Ruptures' en la Fundación Faurschou de Copenhague", informó hoy la institución artística privada. Su director, Jens Faurschou, aseguró apoyar la decisión del artista y lamentó "que el Parlamento danés decidiera encabezar una política simbólica inhumana".

El Parlamento danés aprobó el martes un controvertido proyecto de ley que prevé confiscar a los refugiados que lleguen al país los objetos de valor que excedan las 10 000 coronas (unos USD 1.450).

La nueva ley también prolonga de uno a tres años el tiempo de espera para la reunificación familiar de los refugiados. Faurschou dijo a la radio danesa que Ai Weiwei le llamó hoy por teléfono dede la isla de Lesbos, en Grecia, donde está rodando un documental sobre la crisis de los refugiados, y manifestó su conmoción por la decisión.

Ai Weiwei también quiere retirar su instalación 'Yu Yi' -una figura de bambú de 12 metros de altura- del museo de arte Aros, en Aarhus, la segunda mayor ciudad del país. La escultura forma parte de la muestra 'A New Dynasty - Created in China', abierta hasta el 22 de mayo.

"No tenemos aún todos los datos y esperamos los detalles", informó el director del museo Erlend G. Hoyersten. "Naturalmente que estamos algo sorprendidos", señaló. Hoyersten destacó la independencia del museo y dijo entender la reacción, pero considera "irracional castigar a todo un país y a su pueblo por la política de su Gobierno".

El año pasado, la compañía danesa Lego también fue blanco de críticas al negar al artista chino una venta a gran escala de sus piezas de plástico alegando que pretendía utilizarlas en una "obra política".

A comienzos de año revisó sin embargo su política después de que Ai completara su proyecto -un retrato de 20 activistas civiles austrialianos- con piezas donadas que fue mostrado en Melbourne.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)