30 de agosto de 2016 08:47

Encuentran nuevo gran arrecife detrás de la Gran Barrera de Coral

Los arrecifes biogénicos de Halimeda son estructuras similares a los arrecifes en forma de panal de abejas y donas formados por el crecimiento de algas verdes calcáreas que se han ido acumulando

Los arrecifes biogénicos de Halimeda son estructuras similares a los arrecifes en forma de panal de abejas y donas formados por el crecimiento de algas verdes calcáreas que se han ido acumulando. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 6
Agencia DPA

Científicos australianos decubrieron un enorme arrecife que se encuentra detrás de la Gran Barrera de Coral, gracias a los datos recogidos por la Armada del país, informó este martes 30 de agosto de 2016 uno de los participantes en la investigación.

"Durante décadas hemos sabido de la existencia de estas estructuras geológicas al norte de la Gran Barrera de Coral, pero nunca tuvimos más información", dijo Robin Beaman, profesor de la Universidad James Cook que lidera la investigación que descubrió el arrecife.

"No conocíamos la forma que tenían ni su gran tamaño", añadió. "Lo que hemos encontrado tras la Gran Barrera de Coral nos ha impresionado, sobre todo la zona más profunda del fondo marino, la zona entre los arrecifes y la extraña forma de la estructura geológica", contó a DPA.

"Se trata de vastas praderas de algas verdes que cubren el fondo marino entre los arrecifes, que llevan 10 000 años creciendo y creando estos arrecifes biogénicos de (algas) Halimeda con ese aspecto tan extraño".

Los arrecifes biogénicos de Halimeda son estructuras similares a los arrecifes en forma de panal de abejas y donas formados por el crecimiento de algas verdes calcáreas que se han ido acumulando, una vez muertas, con el paso del tiempo como sedimentos de caliza o carbonato cálcico y que acaban formando grandes montículos.

Este tipo de arrecifes se encuentran a profundidades de entre 20 y 40 metros, es decir, a más profundidad que los arrecifes de coral. Hasta ahora, la falta de una tecnología que llegase a tal profundidad había impedido su estudio.

"Procesamos los datos de la Armada australiana que dirigió el sondeo del fondo marino usando tecnología Lidar", dijo Beaman. Lidar es un tipo de tecnología de sondeo que cartografía la superficie iluminando el objetivo con un láser para producir un mapa de alta resolución.

El equipo, dirigido por Beaman, ha elaborado mapas de más de
6 000 kilómetros del nuevo arrecife, que es tres veces más grande de lo estimado previamente y que se extiende desde el estrecho de Torres -que separa Australia de la isla de Nueva Guinea- hasta Puerto Douglas en Queensland.

Beaman dijo que este descubrimiento abre nuevas vías de investigación, incluido el estudio de la vida marina moderna dentro y alrededor de los arrecifes biogénicos y de cómo se ven afectados por los cambios ambientales y por el cambio climático.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)