24 de julio de 2015 17:07

Un jardín temático que crece en el interior de un rascacielos

El jardín de invierno es un muestrario de lo más significativo de la flora francesa y se exhibe en todo su esplendor gracias a las grandes luces (distancias) que existen entre columnas. Foto: www.Divisare.com

El jardín de invierno es un muestrario de lo más significativo de la flora francesa y se exhibe en todo su esplendor gracias a las grandes luces (distancias) que existen entre columnas. Foto: www.Divisare.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir
(I)

La preocupación ambiental gana más adeptos cada día. Y no solo en las construcciones ‘verdes’ sino, también, en edificaciones de gran envergadura y ‘high tech’, cuyos parámetros son la tecnología de punta y los materiales de última generación. 

Un ejemplo de esta apropiación es la Tour Carpe Diem, un rascacielos de 45 500 m² y corte futurista diseñado por Robert A.M. Stern Architects y construido por SPIE Batignolles + SBX en La Défense, París, Francia.

Según Plataforma Arquitectura, la Tour Carpe Diem es un importante paso adelante en la evolución hacia el urbanismo para peatones y la arquitectura ambiental responsable. El edificio conecta la elevada explanada del ‘dalle’ que sigue el eje de los Campos Elíseos y el tejido urbano de la ciudad de Courbevoie, al norte.

Las fachadas facetadas del edificio reflejan esta doble orientación y captan la luz parisina en constante cambio para dar al edificio una fuerte identidad entre las torres de La Défense. Una calle peatonal conduce al jardín de invierno y al vestíbulo del edificio, que son complementarios.

Se fusionan con armonía plantas, materiales ecológicos y de última generación. Foto: Divisare.com

Se fusionan con armonía plantas, materiales ecológicos y de última generación. Foto: Divisare.com

Aunque es una construcción de vanguardia, lo que subyuga a los visitantes de la Tour es el magnífico jardín de invierno de 17 metros de altura con su oasis de tragaluz que forma parte del singular vestíbulo, afirma www.divisare.com.

Este gran ‘hall’ posee un piso superior vip y un entrepiso que alberga un restaurante para empleados y una cafetería corporativa, entre otros espacios. Las treinta plantas de oficinas del edificio ofrecen 1 300 m² de espacio libre de pilares, configurado para maximizar la luz y las vistas.

Una casa club en la azotea ofrece instalaciones para conferencias, que incluyen salas de reuniones y un comedor para 80 comensales, todo ello envuelto por un jardín accesible que enmarca vistas espectaculares de París.

La Tour Carpe Diem excede significativamente la normativa francesa ‘Haute qualité environnementale’ por el desarrollo ambientalmente responsable y logró la certificación LEED-CS Platinum: es el primer edificio en Francia en recibir esta doble certificación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)