5 de June de 2015 15:02

Un edificio sustentable al servicio de la educación

Las fachadas están cubiertas por espacato. La caja de cristal delantera se destaca. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

Las fachadas están cubiertas por espacato. La caja de cristal delantera se destaca. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 21

La arquitectura, sea de la tipología que sea, si no se adapta a las necesidades, gustos y aptitudes de quienes la van a utilizar no sirve; es un gasto inútil.

Esta determinante se acentúa más cuando se trata de crear espacios para personas tan inquietas, exigentes, inconformes y con grandes perspectivas, como son los alumnos.

El Udlapark, el nuevo campus de 86 468 m² (33 288 m² construidos) que inauguró la UDLA en el barrio Bellavista de Quito, entre la avenida Simón Bolívar y la vía a Nayón, cumple con ese objetivo, según la abrumadora mayoría de estudiantes consultados.

Diseñado por el arquitecto chileno Humberto Eliash, el chileno-suizo Alain Champion, el ecuatoriano Ronny Cifuentes y un equipo multilateral de apoyo de 10 profesionales, el nuevo cuartel de la Universidad de las Américas priorizó la funcionalidad y la sustentabilidad como ejes constructivos.

El primer y gran requisito que debió cumplir el nuevo campus, explica Cifuentes, fue cumplir con todas las normas y exigencias de la Ordenanza municipal.

Esta exigía, entre otras obligaciones, la mitigación del impacto visual, la integración del conjunto con el entorno natural y la reforma geométrica del sector, incluido un rediseño del redondel del Ciclista y sus vías de acceso (con la creación de un paso deprimido en el que se trabaja), explica Cifuentes.

Los grandes ventanales optimizan la vista, la iluminación y la ventilación naturales.

Los grandes ventanales optimizan la vista, la iluminación y la ventilación naturales. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

La arquitectura visualizó una edificación de corte contemporáneo -con muchos elementos sustentables- dividida en cinco pisos altos, planta baja y cinco subsuelos.

La funcionalidad se logra a través de plantas libres que se distribuyen en torno a dos patios centrales (reminiscencia de la arquitectura colonial). El acceso a los siete niveles superiores de más demanda se logra a través de una escalera mecánica (también ascensores).

La contemporaneidad del diseño se refuerza con cajas de cristal sobre un zócalo transparente con vegetación; interiores amplios y bien iluminados debido a la doble altura; y la integración al entorno natural mediante dos grandes terrazas verdes y otras pequeñas.

Estas fueron diseñadas por el Ing. Isidro Calisto, quien privilegió las especies de la zona como sigses, pajas andinas, romeros, arupos, aretes, cañas guadúas para cubrirlos.

Estas terrazas se suman a otros elementos sustentables, como la fachada transparente de vidrio templado que optimiza la iluminación y ventilación naturales; los paneles solares que mejoran el uso energético; una planta de tratamiento de aguas servidas, que recicla el líquido para el riego.

El perímetro del edificio, asimismo, es un jardín con abundante vegetación que permite optimizar las vistas y atenuar la radiación solar en verano.

El programa contempla un auditorio para 300 personas, biblioteca, cafetería, dos restaurantes, salas de experimentación, talleres, laboratorios, aulas de clase, oficinas administrativas, dirección…

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)