9 de septiembre de 2017 00:00

El aro da más fuerza al pilates

Estiramiento. El aro mágico es un accesorio versátil y delicado, por lo tanto, sirve para desarrollar infinidad de movimientos de estiramiento y calentamiento. Colaboración OM Yoga hot studio, Fotos: Diego Pallero / EL COMERCIO

Estiramiento. El aro mágico es un accesorio versátil y delicado, por lo tanto, sirve para desarrollar infinidad de movimientos de estiramiento y calentamiento. Colaboración OM Yoga hot studio, Fotos: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Paola Gavilanes
Redactora (I)
[email protected]

Lorena Bellera y Alejandra Manosalvas se mueven de un lado al otro ejecutando una serie de movimientos de pilates. Lo hacen con soltura y en compañía de un accesorio llamado aro mágico o ‘flex ring’ que alcanza los 36 centímetros de diámetro y cerca de 340 gramos.

Primero lo colocan debajo de su cuello para desarrollar un abdominal. Luego lo ponen entre sus rodillas para activar los músculos aductores: presionan una y otra vez por 30-45 segundos. El número de repeticiones lo define la instructora a cargo de la clase.

Respiran profundo y, enseguida, colocan el aro mágico bajo la palma de su mano derecha, elevan la mano contraria y estiran los músculos del tronco superior: oblicuos, espalda, brazo.

Fortalecimiento. Los alumnos utilizan el aro para fortalecer músculos y articulaciones. Las rutinas varían y se diseñan en función de las necesidades de cada participante.

Fortalecimiento. Los alumnos utilizan el aro para fortalecer músculos y articulaciones. Las rutinas varían y se diseñan en función de las necesidades de cada participante.

Se trata de un trabajo integral que involucra a todos los músculos: desde la punta de los dedos de las manos hasta la punta de los dedos de los pies.

Lucen satisfechas pero agotadas. Esto último ocurre porque la práctica del pilates con aro mágico demanda más concentración y esfuerzo por parte de los participantes: hombres y mujeres. Hay clases para niños, jóvenes y personas de la tercera edad.

Se trata de un accesorio de goma creado por Joseph Pilates -considerado el padre de este sistema de entrenamiento- para aumentar resistencia y fuerza en todos los músculos.

Lo utilizan personas de diversas edades y condición física, pues así como ‘dificulta’ los movimientos también facilita la práctica de las diferentes rutinas sin restar los beneficios de un determinado ejercicio. “Cuando colocamos el aro debajo de la cabeza para realizar un abdominal restamos tensión al cuello y nos enfocamos solamente en el centro del cuerpo”, contó Manosalvas.

Resistencia. Este ejercicio demanda mucha concentración y fuerza, que básicamente ‘nace’ del core, que es la parte central del cuerpo y en la que interviene el abdomen y zona baja de la espalda.

Resistencia. Este ejercicio demanda mucha concentración y fuerza, que básicamente ‘nace’ del core, que es la parte central del cuerpo y en la que interviene el abdomen y zona baja de la espalda.

Bellera es instructora de pilates y afirma que sus alumnas incluyen ese accesorio en las clases con el propósito de desarrollar destrezas en menor tiempo, pues una vez aprendida la técnica adecuada están listas para cumplir con ejercicios más desafiantes.

Uno de esos, por ejemplo, consiste en acostarse de perfil sobre una colchoneta o ‘mat’, colocar el aro en el tobillo y llevarlo a la altura de la cabeza con la ayuda de una de las manos.

Todos los movimientos respetan el principio básico del pilates, que es corregir posturas, tonificar y fortalecer los músculos, sobre todo, los de los glúteos, brazos y abdomen.

“A diferencia de los ejercicios tradicionales sobre la colchoneta, con el aro mágico se reclutan muchos más músculos. El trabajo se vuelve más efectivo”, contó Carlos Zorrilla, también entrenador de pilates.

Posturas. Los ejercicios con el aro mágico cumplen con el principio básico del pilates, que es corregir posturas. Los movimientos requieren de una espalda recta.

Posturas. Los ejercicios con el aro mágico cumplen con el principio básico del pilates, que es corregir posturas. Los movimientos requieren de una espalda recta.

De acuerdo con Bellera, los beneficios del pilates se sienten desde la primera clase, sin embargo, recomienda asistir a dos o tres encuentros por semana para observar resultados.

Y para lograr un trabajo más completo, los especialistas sugieren combinar la práctica del pilates con ejercicios cardiovasculares, pues los movimientos del primer sistema de entrenamiento son anaeróbicos. El trote, el ciclismo o crossfit, en cambio, ayudan a quemar calorías, por lo tanto, a bajar de peso y reducir medidas.

Para intensificar las clases con el aro, Manosalvas, practicante, sugirió incluir una pelota o bandas, que también integran la lista de accesorios de resistencia del pilates. Utilizando la pelota, por ejemplo, Manosalvas y Bellera activaron los músculos de la espalda baja y glúteos. Lo hicieron colocando los pies sobre la pelota, elevando la cadera y manteniendo los hombros sobre el 'mat'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)