29 de May de 2015 20:58

Un armario ético es posible en el Ecuador

Marcas y diseñadores locales  apuestan a la responsabilidad ambiental y social y dan consejos para consumir mejor Foto:  Patricio Terán / El COMERCIO.

Marcas y diseñadores locales apuestan a la responsabilidad ambiental y social y dan consejos para consumir mejor Foto: Patricio Terán / El COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 11
Ana Cristina Alvarado
Redactora. (I)

¿Cuál es el verdadero costo de la industria de la moda? Es la pregunta que el documental ‘The True Cost’ -el cual se estrenó ayer en 36 ciudades del mundo- responde. Este proyecto fílmico explora el impacto social y ambiental de la producción de ropa y también aborda el concepto de armario ético. Este tema ha calado a escala mundial y en el Ecuador ya hay marcas que están orgullosas del proceso de producción de sus artículos.

Así lo afirma Paula Guerra, socia-propietaria de Dominga. Esta empresa nació hace tres años con el objetivo de rescatar el bordado de Zuleta. Esta artesanía patrimonial se fusiona con el diseño urbano con el objetivo de llegar a consumidoras de ese entorno.

Los productos de Dominga se pueden obtener en La Colectiva (La Floresta). El espacio de este local es compartido con Suspiro Taller, una marca de bolsos cuya tela es trabajada por artesanos de Cotopaxi en telar manual.

Las zuleteñas, dice la fundadora de Dominga, ya no tienen que estar más de ocho horas diarias en una maquila, trabajando en malas condiciones mientras dejan a sus hijos abandonados.

Ahora estas mujeres bordan en su hogar y en su tiempo. El pago que reciben por su trabajo comprende el 70% del valor final de la prenda, pues el comercio justo es otro de los valores de esta marca.

En este concepto también se basan Shepherd, Paqocha y Metier. La primera es una marca de accesorios liderada por Gabriela Cárdenas, diseñadora certificada en diseño consciente.

Shepherd nació hace siete años con la idea de que los artesanos trabajen con y no para la marca. Esta empresa tiene una línea de cuero, de bisutería, de ‘buffs’ y una de ropa casual. Los objetivos de Cárdenas son usar la menor cantidad de insumos en la producción para generar el menor impacto ambiental posible y crear productos de buena calidad para alargar su tiempo de vida.

Lorena Pérez y Felipe Segovia son los fundadores de Paqocha, una empresa que desde hace 10 años busca cambiar la realidad de las comunidades alpaqueras del Ecuador. Si bien el objetivo era revalorizar el proceso manual de la producción de prendas de alpaca, también se basaron en prácticas ambientales conscientes, lo que les llevó a ser invitados en el Ethical Fashion París 2007 y en otros eventos similares.

Tener un armario ético no solo es un tema de marcas sino también de consumidores responsables. Para ello se recomienda: comprar prendas que se usarán al menos 30 veces, invertir en productos que se puedan usar en varias temporadas, buscar marcas locales -pues el transporte contamina- y evitar artículos con materiales sintéticos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)