10 de abril de 2017 09:58

Polémica en Argentina por rebaja de pena a cura condenado por abuso de menores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

La decisión de un tribunal argentino de rebajar la pena a un sacerdote condenado a 15 años de cárcel por abuso de menores causó hoy (10 de abril de 2017) una fuerte polémica en el país y duras críticas de los denunciantes.

Según confirmaron hoy las partes denunciantes, el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de la localidad bonaerense de Morón otorgó el beneficio de contar doble el año y nueve meses que el cura Julio César Grassi pasó en prisión domiciliaria o preventiva más allá del tiempo máximo establecido por la ley (dos años).

"Él terminaría cumpliendo 12 años, casi 13 años", explicó Sergio Piris, abogado de uno de los denunciantes, que compartió también que fue notificado de la reducción el pasado viernes.

Juan Pablo Gallego, otro de los letrados, contó que apelará la resolución y aseguró que es "un escándalo" porque la medida es "un desacato al alto tribunal de la Nación", la Corte Suprema, que en marzo había ratificado la pena contra Grassi.

Las investigaciones contra Grassi comenzaron en 2002, cuando un programa televisivo difundió un informe con denuncias contra el religioso por supuesto abuso de menores a los que debía proteger mientras ocupaba el cargo de director de la benéfica Fundación Felices los Niños, que albergó a miles de niños y adolescentes pobres.

El sacerdote, actualmente en prisión, fue sentenciado en 2009 a 15 años de prisión por dos de los 17 cargos en su contra relacionados con abuso de menores.

Tras apelar esa condena y, a la espera de un fallo, se le permitió permanecer en libertad con restricciones como no ingresar a su fundación, no permanecer a solas con niños ni referirse a los menores que lo habían denunciado.

Sin embargo, la Fiscalía denunció que el sacerdote violaba estas condiciones y en 2013 la Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires determinó que Grassi no había cumplido con los términos de la libertad provisional otorgada.

El caso, investigado paralelamente por el Vaticano, tuvo un fuerte impacto en Argentina, donde inicialmente el sacerdote había tenido el respaldo de importantes figuras mediáticas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)