13 de noviembre de 2017 17:03

Miles de archivos proponen una relectura del Guernica de Picasso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Más de 2 000 archivos, muchos inéditos, para dar una visión "completa y compleja", como nunca hasta ahora, sobre la gran obra del siglo XX, el Guernica de Picasso. Es la web 'Repensar Guernica. Historia y conflicto del siglo XX', un monumental proyecto del Museo Reina Sofía y Telefónica.

Así la presentó este 13 de noviembre del 2017 el director del centro, Manuel Borja-Villel, quien detalló que detrás de este proyecto hay dos años de trabajo para analizar más de 6 000 documentos de 120 archivos públicos y privados de bibliotecas, museos, instituciones y agencias nacionales e internacionales.

'Repensar Guernica', dirigido a todos los niveles -"desde el usuario curioso a estudiantes e investigadores", apostilló la responsable de Programas Virtuales del museo, Olga Sevillano- incluye por el momento, ya que está "en constante construcción", 60 tipos de materiales entre fotografías, vídeos, noticiarios, periódicos, revistas, correspondencia institucional y personal, catálogos de exposiciones, carteles o folletos.

Con la página en español e inglés, el Reina Sofía se convierte en el centro de referencia mundial para el estudio del cuadro y sus 80 años de historia, al poner al alcance de la mano de quienes la visiten documentos repartidos en, por ejemplo, el Museo Picasso de París, el Pompidou, el Roland Penrose Archive de Edimburgo o el Archivo Histórico Nacional de Madrid.

De uso intuitivo, presenta tres secciones principales. 'Cronología' permite rastrear por fechas los múltiples avatares de la vida del cuadro español más universal mediante documentos relacionados con su creación, su contexto histórico (Picasso en la Guerra Civil y el encargo para el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París) y sus viajes (45 entre ellos a 30 ciudades de Europa y América entre 1937 y 1992).

Aquí, destacó Borja-Villel, el gran público encontrará "curiosidades y aspectos poco conocidos", como el truncado viaje del Guernica a Venezuela en 1948 por el golpe de Estado que sufrió el país o cómo en 1981 se le concedió un valor de cuatro mil millones de pesetas al tasar el Banco Vitalicio el seguro de transporte para su regreso a España en casi cinco millones de pesetas.

En 'Itinerarios' se exploran los debates sobre los valores artísticos, simbólicos y políticos de la obra con la que Picasso asentó un nuevo lenguaje pictórico que fue asumido como imagen epítome de la modernidad, así como su influencia y proyección internacional.

Porque el Guernica, recordó el director del Reina Sofía, "se convirtió en símbolo del exilio, en icono del arte moderno en los años cuarenta y cincuenta en Estados Unidos, en símbolo de reivindicación social y también de la Transición en España en los setenta y ochenta".

"Todos ellos reflejan la historia de la gran obra del siglo XX, la gran obra del arte occidental", añadió.

En estos dos apartados está la documentación que permitió al Estado español demostrar ante el MoMA que el Guernica era de su propiedad, lo que posibilitó su regreso a España; facturas de gasto de material, videos en los que el pintor malagueño habla de su obra más ambiciosa o imágenes que muestran cómo se convirtió en un símbolo antibelicista en Estados Unidos contra la guerra de Vietnam.

Pero quizá el trabajo más laborioso, que comenzó en 2011 cuando el robot de Telefónica Pablito hizo fotos detalladas del cuadro, es el mostrado en Gigapíxel, una sección de imágenes de alta resolución capturadas con luz visible, ultravioleta e infrarroja que permite acercarse al cuadro como no permite el ojo humano y ahondar en su proceso de creación y ejecución técnica y conservación.

La digitalización del Guernica, hecha gracias a Telefónica, permite "una capacidad de aproximación al cuadro espectacular, mostrando unas posibilidades de trabajo infinitas", subrayó Jorge García, jefe de Conservación y Restauración del Reina Sofía.

Gracias a las distintas luces empleadas se ha podido ver que un museo lo dobló de forma incorrecta provocando algún daño, que se le aplicaron ceras y barnices de conservación sobre cuyo beneficio se duda hoy y que hubo repintes posteriores a que Picasso diera el cuadro por terminado, también por motivos de preservación.

También se puede ver cómo el artista cambió varias veces la composición de las figuras durante el proceso creativo.
La responsable de Colecciones del centro, Rosario Peiró, anunció que todo este trabajo, con un coste de 178 000 euros (207 628 dólares) sin contar la aportación de Telefónica, se volcará en un libro que se publicará en los próximos meses.

El volumen reunirá ensayos y documentación sobre los viajes que hizo el cuadro hasta 1958 y su regreso definitivo a España, así como sobre su importancia artística y su carga simbólica. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)