13 de octubre de 2015 10:46

Reabre en París un renovado Museo del Hombre

El Museo del Hombre reabrirá sus puertas este sábado 17 de octubre. Francia invirtió más de USD 100 millones para remodelar este museo. Foto: AFP.

El Museo del Hombre reabrirá sus puertas este sábado 17 de octubre. Francia invirtió más de USD 100 millones para remodelar este museo. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Una fascinante sala de antepasados con el cráneo del hombre de Cromañón, Venus prehistóricas y una colección de bustos sobre la diversidad humana: el Museo del Hombre reabre sus puertas este sábado 17 de octubre de 2015 en París, transformado tras seis años y medio de renovaciones.

La creación del nuevo Museo de antropología del Quai Branly lo había dejado obsoleto, vetusto, a la búsqueda de una nueva identidad.  Reabre ahora enteramente renovado, luminoso, con amplios volúmenes, vista a la Torre Eiffel y una escenografía moderna, casi despojada.

Situado en la Plaza del Trocadero, el nuevo museo del Hombre será inaugurado el jueves 15 de octubre de 2015 por el presidente François Hollande y el público podrá descubrirlo gratuitamente durante tres días, del sábado al lunes (17-19 de octubre de 2015).

El museo apela a su fondo de colecciones de prehistoria y antropología, a los que se suman objetos de etnología recientemente adquiridos o provenientes de donaciones.

“Estoy encantada. Es muy emocionante ver a este museo reabrir sus puertas” , dijo a la AFP Evelyne Heyer, encargada de la Galería del Hombre, el recorrido permanente del museo, desplegado sobre 2.500 m2. “A principios de los años 2000 hice huelga para que siga existiendo y en aquella época muy pocos creían en él” , agrega esta antropo-genetista.

El Estado francés invirtió más de USD 100 millones para permitir a este museo creado en 1938 ingresar de lleno en el siglo XXI. El proyecto científico fue totalmente repensado. La galería permanente se articula en torno a tres interrogantes fundamentales: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? y ¿Hacia dónde vamos?

“El hombre forma parte como uno más de la diversidad del mundo viviente. En términos biológicos, no es 'más evolucionado' que las demás especies” , indica Evelyne Heyer.

En el refugio de los antepasados , sumido en la penumbra, el visitante queda confrontado a sus orígenes, ante el cráneo de Cromañón, apodado 'el viejo' en la jerga del museo. Este Homo sapiens tiene unos 28 000 años y fue hallado en 1868 en Francia.

Volver a ser modestos 


A su lado, el cráneo de la Dama de Cavillon , teñido de ocre y cubierto de caracolas.  También están los primos: los neandertales, representados por el Hombre de Ferrassie. Más lejos descubrimos la caja de herramientas de la prehistoria: hay para cortar, pinchar, hendir, rascar...

La sala de tesoros , también mantenida en la penumbra, alberga la Venus de Lespugue, una estatuilla de formas generosas, tallada en marfil de mamut hace unos 23 000 años. O la pequeña Venus impúdica , con el sexo bien marcado por el escultor.

El museo insiste en la diversidad humana. En el corazón de la galería del Hombre, una estructura de 11 metros de altura sobre 19 de largo presenta una colección de 90 bustos en bronce y yeso realizados por científicos del siglo XIX en base a moldes realizados en poblaciones autóctonas de América, África o Asia.

La riqueza de las lenguas (7 000 en todo el planeta) se presenta de manera lúdica: el visitante tira de cada lengua para oir como suena.

A lo largo del recorrido, los científicos del museo reemplazaron al Hombre en su entorno. “El Hombre comenzó a tener un impacto sobre el planeta a partir del Neolítico, cuando comienza a domesticar la naturaleza” , destaca Evelyne Heyer. “Se produce una explosión demográfica y aparecen las enfermedades” .

El recorrido concluye con una interrogación sobre el destino del Hombre: explotación excesiva de los recursos, biodiversidad amenazada, un Hombre aumentado gracias a las tecnologías...¿Hacia donde nos dirigimos?

Según Bruno David, presidente del Museo nacional de Historia Natural, la visita permite “comprender que somos tan sólo una especie entre otras. Que somos el fruto de una larga historia complicada. Y que tal vez estemos estropeando el final de esa historia” , agrega. “Tenemos que aprender a volver a ser modestos. Nuestra tecnología no será suficiente para salvarnos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)