7 de septiembre de 2016 17:37

Los niños, Nebot y el Nobel entre primeros visitantes de feria del libro

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, inaugura la Feria Internacional del Libro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, inaugura la Feria Internacional del Libro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Alexander García

Cientos de niños llenaron los pabellones de la segunda Feria Internacional del Libro de Guayaquil (FIL-G) la mañana de este miércoles 7 de septiembre de 2016 en la jornada de apertura del evento que se extenderá hasta el domingo en el Centro de Convenciones de Guayaquil.

Nueve librerías, seis editoriales, y ocho universidades e instituciones hacen parte de los 40 stands de la feria comercial, recorrida a primera hora por el escritor sudáfricano John Maxwell Coetzee, premio Nobel de Literatura e invitado principal de la FIL-G.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, recorrió también el recinto con una gran comitiva tras la inauguración oficial y la declaratoria de huésped de honor al Nobel del 2003.

“Saludo el éxito de este evento, tiene el carácter de permanente y cada vez vamos intensificando su calidad, como ha ocurrido con esta segunda Feria Internacional del Libro”, indicó Nebot en un breve discurso de apertura.

El primer personero de la ciudad reivindicó al “libro como el mejor compañero en la soledad”, una herramienta de aprendizaje y de solaz. “Me agrada sobremanera ver como se ha involucrado a los niños y a los jóvenes”, añadió.

Las mañanas de la feria estarán dedicadas precisamente al público infantil y juvenil, con visitas gratuitas de unidades educativas y zonas de exhibición especial. Entre los stand para ese segmento destacan dos libros gigantes del autor de cuentos británico Roald Dahl, uno de los homenajeados.

Las páginas de los ejemplares de más de dos metros de ‘Los cretinos' y ‘El gran gigante bonachón’, de Dahl, despliegan personajes de papel en cada página, mientras un actor les cuenta las historias a los escolares sentados en el suelo.

Grandes representaciones gráficas de los libros de Julio Verne, ‘Viaje al centro de la Tierra’, ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’ o ‘De la tierra a la Luna’, protagonizan otro de los espacios de la FIL-G, que celebra las anticipaciones de la imaginación del autor.

La feria que extendió de cuatro a cinco días su duración, también amplió la extensión de su exhibición y pasó de 750 metros cuadrados el año pasado, a una de 1 100 metros cuadrados en esta edición, en los salones B y C del Centro de Convenciones. Pero el salón de los conversatorios, mesas redondas y presentaciones tiene capacidad para solo 300 personas.

Librerías como Mr. Books y la Española, que cuentan con grandes espacios, reciben a los visitantes en el ingreso al recinto. En la feria comercial destacan también los espacios de las editoriales del Fondo de Cultura Económica y Océano; y los de las librerías como Librimundi y Vida Nueva.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)