23 de diciembre de 2015 09:51

Año de oro para las subastas, negro para el patrimonio

'Les femmes d' Alger' de Pablo Picasso rompió el récord por la obra de arte vendida al mayor precio en una subasta en la historia. Foto: Flickr, cuenta: Sharon Mollerus

'Les femmes d' Alger' de Pablo Picasso rompió el récord por la obra de arte vendida al mayor precio en una subasta en la historia. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El mundo del arte cierra este 2015 con sentimientos encontrados: ha sido un año de oro para el mercado, pero también testigo de la pérdida de patrimonio irrecuperable a manos de la milicia terrorista Estado Islámico, especialmente grave en la ciudad histórica de Palmira, en el centro de Siria.

La actividad del autoproclamado Estado Islámico está suponiendo además un reto para el control del contrabando de arte y antigüedades, una importante fuente de financiación de los terroristas, al que países como Francia se han decidido a poner freno.

Arte para la guerra pero también arte para la paz deja este 2015, midiendo el pulso al deshielo entre Cuba y Estados Unidos -con la exposición por primera vez de siete artistas contemporáneos cubanos en Washington y la presencia cubana en la feria Art Basel Miami- y a la distensión entre Irán y Occidente, plasmada en el anuncio de una exposición en Berlín de la colección del antiguo Sha de Persia.

Y también arte para la denuncia, como las grandes exposiciones que acogieron Berlín y Londres sobre el activista y disidente chino Ai Wei Wei -al que Pekín devolvió su pasaporte este año- y su compatriota Liu Xia, esposa del premio Nobel de la Paz encarcelado Liu Xiabo, que expuso sus obras de denuncia en la capital alemana.

Pero, sobre todo, se consolida el arte como negocio, un sector que parece blindado de cualquier turbulencia o crisis económica y que sigue batiendo récords, encabezados este año por el artista español Pablo Picasso, autor de tres de las 10 obras más caras que cambiaron de manos en 2015.

Su 'Les femmes d'Alger' se convirtió en mayo en la obra más cara vendida nunca en una subasta, adquirida por USD 179 millones, seguida de cerca por los 170 millones que se pagaron por 'Nu Couché' del italiano Amedeo Modigliani y por los 141 millones de 'L'homme au doigt' de Alberto Giacometti, que batió el récord mundial por la venta de una escultura.

Roy Lichtenstein, Mark Rothko, Cy Twombly, Vincent van Gogh y Lucian Freud completan el top-ten de las subastas de 2015. Los expertos consideran que es una cuestión de tiempo que se alcancen los USD 200 millones y algunos rumorean que ya podría haber ocurrido: las especulaciones de que 'Nafea faa ipoipo' de Paul Gauguin haya sido adquirida por un qatarí por 300 millones de euros en una operación privada no han podido confirmarse, lo que convertiría la obra en la más cara del mundo.

También Picasso fue uno de los protagonistas de las grandes exposiciones que albergaron los museos en 2015, profundizando en aspectos como su infancia o sus esculturas, presentadas en una gran exposición de más de 150 piezas en el MoMa de Nueva York.

También el Grand Palais de París le dedicó una gran exposición este año. Otros pintores españoles como Goya o Velázquez fueron objeto este año de grandes muestras en Europa: el primero en la National Gallery de Londres y el segundo en el Gran Palais de París.

Joan Miró abrió con una exposición en Hamburgo el desembarco de artistas españoles en Alemania -como Zurbarán, Sorolla o Picasso- que continuará en 2016. Otro de los protagonistas del año que culmina fue el holandés Van Gogh: Holanda, Bélgica, Francia o Reino Unido recordaron el 125 aniversario de su muerte con exposiciones, eventos culturales e incluso la apertura de un carril bici que se ilumina en la oscuridad inspirado en 'La noche estrellada' en la provincia holandesa de Brabante.

El punto álgido del programa: la muestra 'Munch: Van Gogh' en el Museo Van Gogh de Ámsterdam. Destacadas fueron también la gran exposición de Paul Gauguin en Riehen, en Suiza; de Rembrandt en Ámsterdam, la retrospectiva de Edvard Munch en el Thyssen Bornemisza o la de Vasily Kandinsky en el Centro Cibeles de Madrid, así como el desembarco del principal museo de Basilea en el Reina Sofía de Madrid.

Entre los artistas vivos, el alemán Gerhard Richter y el estadounidense Jeff Koons fueron protagonistas de grandes muestras en Dresde y en Nueva York, respectivamente. También al otro lado del Atlántico, la conocida artista japonesa Yayoi Kusama causó sensación en Ciudad de México en una muestra que se visitó durante 36 horas ininterrumpidas en el Museo Tamayo.

2015 cierra con nuevos museos en el mundo: la ciudad española de Málaga inauguró la primera filial del parisino Centro Pompidou fuera de Francia y la primera sede europea del Museo Estatal de Arte Ruso de San Petersburgo, mientras el museo Whitney de Nueva York estrenó sede diseñada por Renzo Piano en una histórica mudanza.

Moscú cuenta desde junio con el Garage, el mayor museo de arte contemporáneo de la capital rusa, cuya apertura se convirtió en el acontecimiento social del año, y Buenos Aires abrió su Centro Cultural Kirchner, el más grande de América Latina.

En 2015 salieron a la luz robos y hallazgos de obras de arte -como el de 'La Coiffeuse' de Picasso, desaparecido en 2001, en un control de aduanas de Newark-, así como escándalos de falsificaciones. Pero si por algo se caracterizó este año fue por las demandas y la restitución paulatina a sus propietarios originales de obras de arte robadas o compradas bajo coacción durante el nazismo.

Entre las acciones artísticas más subversivas que deja 2015 se encuentra la parodia de Disneyland del escurridizo artista británico Banksy, pero también 'La vagina de la reina' del escultor indo-británico Anish Kappor que desató controversia en Versalles o la escultura que representa al anterior rey de España Juan Carlos I desnudo y que desató una fuerte polémica primero en Barcelona y después en Stuttgart.

El artista ruso Piotr Pavlenski prendió fuego a la puerta de la central de los servicios secretos internos rusos en una de sus performances.

Y 2015 se marcha también llevándose consigo a importantes figuras del mundo del arte, como el pintor y escultora austriaco Ernst Fuchs, la brasileña de origen japonés Tomie Ohtake o el pintor colombiano Ramón Vásquez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)