23 de October de 2014 21:17

‘Annabelle’, el oscuro poder del mal

La cinta hace un despliegue eficaz de las clásicas herramientas del cine de terror. Foto: Archivo EL COMERCIO

La cinta hace un despliegue eficaz de las clásicas herramientas del cine de terror. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 14
Contento 0
Fernando Criollo.  Redactor (I)
fcriollo@elcomercio.com

Annabelle Wallis y Ward Horton interpretan a una joven pareja de esposos que vive en un tranquilo barrio residencial en espera de su primer hijo. Un grito despierta a la pareja durante una noche, en la que de pronto se ven envueltos en un ataque mortal.

John Leonetti toma la posta a James Wan en la dirección de ‘Annabelle’, una película que regresa en el pasado para ahondar en los orígenes de uno de los casos de actividad paranormal más famosos de la historia: el de la muñeca diabólica de Ed y Lorraine Warren.

El director Wan, convertido en referente del cine de terror contemporáneo por su trabajo en ‘Silencio desde el mal’, ‘Saw’ o ‘Insidious’, participa en el proyecto desde la producción.

La trama traslada al espectador a una época en la que el fanatismo religioso había dado forma a una serie de cultos satánicos. En un violento ataque ritual, uno de los asesinos es abatido por la Policía y su cómplice se suicida entre los juguetes del hijo que espera la joven pareja, que apenas logra escapar con vida.

Así es como la famosa muñeca diabólica toma el camino de la precuela y desencadena, a partir del ataque, una serie de perturbadores sucesos. Annabelle, desde su inerte posición, impone su maléfica presencia sin el abuso de efectos especiales.

Leonetti es un director más bien discreto con un guión que desarrolla una trama básica pero sin profundizar en las relaciones que ligan a los personajes ni en las motivaciones de ciertas acciones.

De todas maneras, el director mantiene la sintonía de la cinta que le precede con una serie de secuencias de terror bien diseñadas que detonan los picos de tensión, en una película que sostiene su eficacia en el manejo de la cámara y en una dosificada banda sonora.

Los datos

John Leonetti. El cineastatiene una amplia experiencia como director de fotografía en cintas como ‘El Conjuro’, ‘Insidious’ o‘La máscara’.

Annabelle, la muñeca que inspiró la película es parte

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)