6 de abril de 2017 10:39

Staley, vocalista de Alice in Chains, marcó un legado en el rock de los 90

Este 5 de abril de 2017 se cumplen 15 años del fallecimiento de Layne Staley, vocalista de Alice in Chains. Foto: Wikicommons

Este 5 de abril de 2017 se cumplen 15 años del fallecimiento de Layne Staley, vocalista de Alice in Chains. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Rodrigo Martínez

Layne Staley amenazó a su amigo Mike Starr con echarlo de su casa si llamaba a emergencias un día antes de su muerte. Devastado por el consumo de crack y heroína, el músico había perdido varios dientes y exhibía un rostro famélico, pálido y demacrado. Tenía solo 34 años. Hoy (5 de abril de 2017) se cumplen 15 años de ese día.

A nadie le sorprendió su fallecimiento. Jerry Cantrell, confundador de Alice in Chains y amigo de Staley, aseguró que nadie podía salvarlo de su adicción a las drogas. “Cada uno quiere su vida como quiere vivirla. Así que dudo que nadie hubiera podido hacer nada. Layne escogió su camino y se mantuvo fiel a él”, contó al periodista Mark Yarm en su libro ‘Todo el mundo adora nuestra ciudad, una historia oral del grunge’.

Con un fallecimiento menos mediático que otras estrellas del rock como Jim Morrison, Jimi Hendrix, Sid Vicious o Kurt Cobain, Staley revivió aquel viejo adagio del rock: ‘vive rápido y muere joven’.

El cantante fue encasillado erróneamente como uno de los  íconos más representativos del grunge, aquel género derivado del rock, que se popularizó en la década de 1990 con sus letras desencantadas y su moda de pantalones rotos, camisas de leñador y cabellos desaliñados.

Al igual que otras bandas nacidas en Seattle como Soundgarden o Pearl Jam, los integrantes de Alice in Chains despreciaban la etiqueta grunge que utilizaban los medios comerciales como MTV para describir al movimiento musical que cobró notoriedad con Nirvana y su álbum 'Nevermind' en 1991.

Fernado Escobar Páez, escritor y periodista musical, considera erróneo encajar a Alice in Chains en esta tendencia musical, ya que su estilo e influencias difieren del resto de bandas emergidas en Seattle durante el ‘boom’ del rock alternativo.

“El grunge es una etiqueta creada por el mercado que los músicos de Seattle detestaban. Es un término asociado a lo sucio, a lo rasposo, a lo peyorativo…que englobaba bandas muy disímiles. Alice In Chains, por ejemplo, empezó como una banda de glam y hair metal” comenta.

Las composiciones de Alice in Chains, con un sonido pesado y más cercano al heavy metal que al ‘grunge’, tuvieron en Staley a un carismático y oscuro ‘frontman’ que reflejaba su personalidad en angustiosas composiciones como Angry Chair, Nutshell o la popular Man in the Box.

El cantante estadounidense siempre soñó con ser estrella de rock, pero fue incapaz de soportar la fama y empezó a abusar de la heroína poco después de la publicación del primer álbum 'Facelift' (1990). Con Alice in Chains grabó tres discos, tres EP y dos grabaciones en vivo. También publicó un álbum con la banda Mad Season en 1995.

La muerte de su novia Demri Parrot por sobredosis aisló más a Staley, convirtiéndolo en un personaje sombrío y depresivo. Su personalidad errática obligó a un descanso indefinido a la agrupación, que ofreció su último concierto en vivo el 3 de julio de 1996, poco después de la publicación del Unplugged.

El cantante se refugió los siguientes siete años en su hogar como un ermitaño, con un acceso casi ilimitado a videojuegos y drogas por las regalías que le producían sus discos. Dos semanas después de su encuentro con Starr fue encontrado en su departamento en estado de putrefacción.

Édgar Castellanos, vocalista y fundador de Mamá Vudú, observa ciertos paralelismos entre Staley y Kurt Cobain, como aquellos personajes descarriados y atormentados que marcaron una huella en el rock.

“La identificación en mi caso era con la marginalidad, con el aburrimiento suburbano y con la evidencia cierta de que era más importante tocar que una vida ordenada”, dice en torno a los dos personajes que fallecieron en la misma fecha con ocho años de diferencia.

Alice In Chains continuó liderada por el vocalista Cantrell y contrató a William DuVall como nuevo vocalista. El grupo musical publicó dos nuevos discos sin el bajista Mike Starr, la última persona que vio con vida Staley y quien también falleció por una sobredosis en el 2011.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)