10 de agosto de 2014 12:46

‘Anina’ inauguró el Chulpicine

La obra 'Anina', durante su exhibición en la Casa de la Cultura Ecuatoriana. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Espectáculos
Quito

Anina Yatay Salas es un nombre tan raro que se puede leer al revés y al derecho. Todos los problemas, las aventuras y los retos que debe enfrentar la protagonista giran en torno a este pequeño detalle. Curiosa, inquieta e impulsiva como mucho niños Anina se mete en líos en la escuela y recibe el castigo más raro de todos que se oculta en un extraño sobre. El misterio del sobre se convierte, sin que ella lo sepa, en una forma de entender su propio mundo.


La cinta dirigida por Alfredo Soderguit inauguró la mañana de ayer el festival Chulpicine. En su décima tercera edición el festival proyectará durante todos los fines de semana de agosto alrededor de 60 películas y cortometrajes en 11 provincias del país.

Una programación dedicada para toda la familia, como explica Freddy Sarzoza, vocero de la fundación Chulpicine. Como parte de la cartelera también están cintan como ‘Metegol’, de Juan José campanella; ‘Piratas del Callao’, de Eduardo Schuldt; ‘Cuentos de la noche, de Michel Ocelot’, entre otras.

Al final de la proyección niños, jóvenes y adultos tenían sus propias apreciaciones sobre la cinta animada coproducida entre Colombia y Uruguay. Kevin Gratiñan, por ejemplo, se sintió identificado con el sentido de amistad pero también de rivalidad que suele haber entre compañeros de clase. Sin embargo, coincidió con Anina en que es mejor resolver los problemas con el diálogo, sin recurrir a la violencia.

Era la primera vez que Juan Carlos Gallo participaba del festival con su familia. La idea de que la “letra con sangre entra” le quedó flotando en la mente y tras reflexionar un momento aseguró que la educación en la escuela y en la casa no se puede generar a partir de la violencia o la represión. Su hijo Daniel de 11 años estuvo atento durante toda la película para saber que había dentro del misterioso sobre. Aunque no fue lo que esperaba entendió que al final no se trata del castigo sino de lo que se puede aprender de cada problema de la vida.

Viviana Guamán y su hija Vanessa, de 11 años, se sintieron identificadas con varios pasajes de la película. Ambas aseguran que son situaciones más cercanas a su cotidianidad que además de entretener tienen un mensaje claro. Aunque a Vanessa le fascinan los filmes de princesas, se quedó prendada de ‘Anina’ porque las situaciones que enfrenta son más realistas.

Desde el 2009 Jorge Díaz hace lo posible para no perderse el Chulpicine. Fue a través del festival que se involucró en los talleres que dicta la fundación donde desarrolló un criterio más profundo sobre el audiovisual. Desde entonces ha participado en un par de producciones documentales. Asegura que la experiencia del cine cada vez enrique más su conocimiento y su gusto por este arte.

Las proyecciones se realizarán todos los sábados y domingos en la Cinemateca de la Casa de la Cultura, a las 11:00. Además, los sábados también habrá proyecciones en Flacso Cine (San Salvador E7-42 y La Pradera), a las 17:00.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)