16 de febrero de 2016 11:59

Los animales de Gaza, hambrientos y receptores de ayuda humanitaria

Las operaciones armadas en Gaza han afectado a los zoológicos. Los animales mueren de hambre o resultan heridos en los operativos. Foto: EFE/ FourPaws.

Las operaciones armadas en Gaza han afectado a los zoológicos. Los animales mueren de hambre o resultan heridos en los operativos. Foto: EFE/ FourPaws.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

La distribución de alimentos y ayuda para los más necesitados en Gaza es algo habitual, pero ahora una organización internacional atiende también a otros que reciben menos atenciones: los hambrientos animales de los zoológicos que acoge la bloqueada franja.

La organización Four Paws (Cuatro Patas), con sede en el Reino Unido, ha iniciado la misión de ayudar a los animales al borde de la inanición en dos de los seis zoos de Gaza, uno en el sur, en Jan Yunis, y otro en Rafah, cerca de la frontera con Egipto.

"Mi zoo quedó gravemente dañado tras la última operación militar israelí a gran escala contra la franja (en julio y agosto de 2014). Muchos de los animales murieron, otros fueron heridos y algunos escaparon. Los que quedaron necesitaban cuidados médicos especiales y comida", cuenta  con tristeza Mohamed Aweida, de 38 años y propietario del centro Bosque del Sur en Jan Yunis.

En los últimos días ha recibido piensos y otros alimentos de la organización benéfica, con los que ha podido alimentar a cerca de 40 tipos de aves y animales exóticos, entre ellos un tigre, zorros, monos, águilas y puercoespines.

Las instalaciones de éste y otros zoológicos sufrieron, como el resto del enclave, los efectos de una dura operación militar que se extendió en 2014 durante 50 días, se cobró la vida de más de 2 100 palestinos, hirió a 11 000 y dejó un paisaje desolador fruto de los fuertes bombardeos y ataques terrestres.

Aweida reconoce que era incapaz de mantener a sus animales porque la economía de los gazatíes, precaria por los efectos de ocho años de bloqueo israelí, quedó aún peor después del conflicto y la gente no gastaba sus pocos ingresos en distracciones como visitar un zoo.

Four Paws explica que en la franja han muerto un gran número de animales "porque no les queda comida, ni agua fresca ni medicinas", una escasez a la que se suma ahora el invierno, con fuertes lluvias y temporal que dejan a los animales abatidos y hambrientos.

La pasada semana la ONG inició la distribución de más de una tonelada de alimentos, incluida carne para los grandes felinos y maíz, frutas y verduras para otras bestias, que servirá para mantenerlas durante un mes. Los más problemáticos son los leones, hienas y tigres, que consumen grandes cantidades de comida.

Uno de ellos, Laziz (en árabe, dulce), descendiente de una pareja de tigres senegaleses ya fallecidos que llegaron a Gaza en 2009, pasea estos días nervioso en su jaula tras meses alimentándose sólo de pollo congelado.

Una organización con sede en el Reino Unido inició la misión de ayudar a los animales. Foto: EFE/ FourPaws.

Una organización con sede en el Reino Unido inició la misión de ayudar a los animales. Foto: EFE/ Four Paws.

"Nos alegra haber evitado que estos animales murieran de hambre, pero muchos están todavía en situación crítica", incluida una leona a punto de dar a luz, dice Amir Jalil, de Four Paws y responsable de coordinar el abastecimiento desde Jordania.

Según explica, "la situación ha empeorado en Gaza en los últimos seis meses", en los que el número de felinos vivos en el territorio se ha reducido de 40 a 15.

"En los próximos días empezaremos la distribución de ayuda en otro zoo de Gaza, en Rafah, que tiene cuatro leones", dice Jalil.
Cuando Israel impuso el bloqueo en 2007, los palestinos decidieron sortearlo con túneles excavados con Egipto, por los que importaban todo tipo de bienes y productos, desde medicinas, gasolina, vehículos y armas a avestruces y leones que llenaron los zoos de pequeños emprendedores.

Pero la destrucción de muchos de ellos en el último año, bajo el Gobierno del general egipcio Abdel Fatah Al Sisi, ha hecho que el tráfico baje de forma dramática.

"El mío fue el primer zoo en construirse en la zona sur en 2009. Traje leones, tigres y monos, todos por los túneles, que era la única manera de conseguirlos", cuenta Aweida.

No pocos de aquellos animales han muerto por los bombardeos israelíes, el hambre o la enfermedad, entre ellos una leona, tres monos, un tigre, dos cebras, dos avestruces y varios cisnes, que se exhiben hoy en el zoo de Jan Yunis embalsamados

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)