20 de January de 2015 19:50

¡A farandulear por la justicia!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 3
Indiferente 5
Sorprendido 3
Contento 32
Flavio Paredes
Editor de Espectáculos (O)

En el espectáculo pasó con O.J. Simpson (en 2015 se cumplen 20 años del caso); con Phil Spector, con Anna Nicole Smith, con otras celebridades... Aquí, ahora. La muerte de Sharon marcó picos de audiencia y nadie quiso perderse el paseo en esta montaña rusa.

Ni funcionarios públicos que trinan ni acongojados familiares ni periodistas en rosa ni fans en cantata y caída ni abogados reales interpretando a prospectos de abogado... Nadie...

Es el epítome de los juicios mediáticos, paralelos a los judiciales; porque el show debe continuar para que la opinión pública dicte sentencia. Sucede quizá por el personaje o por el morbo que encamina nuestras acciones cuando la desgracia se cierne sobre los bañados de fama y ¿fortuna?

Que el juicio se ventile más rápido ante las cámaras de los programas de farándula que en las audiencias de estrados ya no impacta en esta sociedad mediatizada y del espectáculo como ‘status’. Pero que no sorprenda, no aleja la náusea. No es pudor ni corrección, sino un mínimo sentido con el proceder de la justicia, de esa institución que quiere ornarse ante el flash de la luminaria.

Tan ‘kitsh’, tan ‘figuretti’ todo, que cada avance en el proceso no es contenido informativo, sino entretenimiento. Acusadores y defensores se pavonean en pantalla dividida, lanzando argumentos y alegatos.

Toda hipótesis, cada conjetura, alguna acusación y otras negaciones suenan en el ‘run run’ del día, vienen con todo y en carne propia, con presentadores como supuestos leguleyos del chisme. De repente ‘La hechicera’ pasó de ser ‘la diva de las botas largas’ a la amiga de todo animador con ínfulas de héroe señalando al culpable.

Es el acto consecuente en el orden del circo; pero no hay comedia, sino truculencia. Frente a ello, hasta el martillo de la Dra. Polo, dictando ‘Caso Cerrado’, resulta más sincero, pues no niega su farsa.

Sí, que los medios no pierdan la pista de este caso, de ninguno; pero que la solución llegue desde un orden institucional, de manera seria y honesta -si es posible-, pues para el fraude ya tenemos harto show.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (5)