31 de julio de 2014 13:25

Un análisis de sangre podría predecir propensión al suicidio

Existe un indicador genético que determina vulnerabilidad del cerebro a los efectos del estrés y la ansiedad y que puede identificarse con un análisis de sangre. Foto: Archivo EL COMERCIO

Existe un indicador genético que determina vulnerabilidad del cerebro a los efectos del estrés y la ansiedad y que puede identificarse con un análisis de sangre. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
AFP
Washington 

Un simple análisis de sangre podría algún día determinar la propensión al suicidio de una persona, según investigadores estadounidenses que hallaron un indicador genético de la vulnerabilidad del cerebro a los efectos del estrés y la ansiedad.

Científicos de la Universidad Johns Hopkins han estudiado la forma en que algunas sustancias químicas, los metilos, actúan sobre el gen SKA2, que tiene un papel determinante porque suprime los efectos de las hormonas producidas por el estrés.

Según los investigadores, si el funcionamiento de este gen se ve afectado por un cambio químico, el cerebro es incapaz de manejar los efectos de las hormonas secretadas por el estrés y la ansiedad, lo que podría llevar a una persona al suicidio.

Los científicos, cuyo trabajo fue publicado el miércoles (30 de julio de 2014) en la revista American Journal of Psychiatry, estudiaron muestras de 150 cerebros, entre ellos los de personas mentalmente sanas y de otras que sufrían enfermedades mentales, algunas de las cuales se habían suicidado.

Constataron que aquellos que se habían suicidado habían tenido niveles muy altos de sustancias químicas que alteran el gen SKA2, impidiéndoles disminuir o eliminar los efectos de las hormonas producidas por el estrés.

A continuación realizaron análisis de sangre a más de 325 participantes en su estudio para ver si era posible identificar los cerebros que presentaban el riesgo más alto de suicidio utilizando el mismo biomarcador.

Los resultados arrojaron que se podía determinar con una exactitud de entre 80 y 90% si una persona había tenido pensamientos suicidas o había intentado quitarse la vida únicamente examinando el gen SKA2, si se tomaba además en cuenta la edad, el sexo y los niveles de estrés y ansiedad.

Este tipo de análisis de sangre no estará disponible antes de por lo menos cinco años y podría tardarse hasta 10, dijo no obstante el doctor Zachary Kaminsky, profesor adjunto de la Universidad Johns y autor principal de esta investigación, citado por la cadena CNN.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)