1 de junio de 2016 15:13

Los elefantes podrían desaparecer de la reserva más antigua de África en seis años

El elefante africano de sabana se encuentra en la clasificación de vulnerable en la Lista Roja de la UICN. Foto: Wikicommons.

El elefante africano de sabana se encuentra en la clasificación de vulnerable en la Lista Roja de la UICN. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Tendencias

Según un análisis del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), la población de elefantes de la Reserva Selous, en Tanzania, podría verse diezmada en el 2022 si no se toman medidas urgentes para detener la caza furtiva a escala mundial. Esta reserva es un Patrimonio Mundial y es el área protegida más antigua y extensa de África.

En la zona se encuentra una de las mayores concentraciones de elefantes africanos del continente. La caza furtiva por el marfil ha reducido la población en un 90% en menos de 40 años, de acuerdo a la WWF. Cerca de 110 000 elefantes habitaban las sabanas, los humedales y los bosques de Selous. Ahora solo quedan 15 000 en el ecosistema.

El análisis, realizado por Dalberg Global Development Advisor para WWF, demuestra que la pérdida de elefantes en Selous pondrá en riesgo el medio de vida y la economía de 1,2 millones de personas. El turismo en la reserva genera USD 6 millones anuales.

“Selous es el único lugar reconocido como sitio del Patrimonio Mundial en el sur de Tanzania y es una de las áreas silvestres más grandes de África. Su valor para Tanzania- y sin duda para el resto del mundo- depende de sus poblaciones de animales silvestres y sus ecosistemas prístinos,” dijo el Director de WWF-Tanzania, Amani Ngusaru, en un comunicado de prensa.

En 2014 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró a la reserva de Selous como un Patrimonio Mundial en peligro, pues la cacería está acabando con el ecosistema. En los peores momentos de crisis, según WWF, un promedio de seis elefantes eran cazados cada día por las organizaciones criminales.

La Unesco ha expresado su preocupación por otras actividades industriales tales como la minería, la construcción de represas, la exploración del gas y de petróleo, pues presentan una amenaza para el área protegida.

WWF sugiere mayores esfuerzos para luchar contra los delitos, evaluar los impactos de las actividades industriales, invertir en turismo sostenible y fomentar una distribución equitativa de los beneficios en las comunidades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)