13 de noviembre de 2014 17:03

América Latina aumenta de estatura

Según un estudio, la estatura media de los adultos nacidos en un año específico se ve influenciada por las enfermedades. Foto: Wikicommons.

Según un estudio, la estatura media de los adultos nacidos en un año específico se ve influenciada por las enfermedades. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1

Por: Norbert Schady blog Primeros Pasos/ BID

La estatura media de los adultos nacidos en un año específico, es decir una cohorte, se ve influenciada por las enfermedades presentes en el entorno donde dicha cohorte pasó su infancia. En los países pobres, la estatura también se verá afectada por la insuficiente disponibilidad o diversidad de nutrientes en el entorno. ¿Cómo cree que esto se aplica a América Latina?

A fin de determinar si alguno de estos patrones se da en América Latina, Norbert Schady, asesor económico del Banco Interamericano de desarrollo, realizó ciertos cálculos sencillos en base a los datos de la estatura de mujeres adultas.

Tomó los datos principalmente de encuestas demográficas de salud (EDS) correspondientes a los grupos nacidos entre 1950 y 1990 en nueve países: Bolivia, Brasil, Colombia, República Dominicana, Guatemala, Haití, Honduras, México y Perú.

Para su estudio tomó también los datos de la estatura de hombres adultos correspondientes a tres de esos países (Brasil, Colombia y México). Los resultados revelan que ha aumentado la estatura en todos los países (con la posible excepción de la República Dominicana).

Como promedio, si se tienen en cuenta todos los países, las mujeres nacidas un año después tienen 0,076 centímetros más de estatura que aquellas nacidas un año antes. Esto representa un aumento en la estatura promedio de unos 3 centímetros. Se pueden hallar patrones similares en hombres de Brasil, Colombia y México.

La estatura del adulto se determina en la primera infancia

Resulta complicado para los investigadores utilizar la estatura como un indicador temprano de la exposición a enfermedades en la primera infancia. Esto es así porque existen dos efectos compensadores:

Hay un efecto de selección: los niños más débiles mueren a edad temprana; pero, si tales niños hubieran sobrevivido, su estatura promedio habría sido inferior a la de otros niños nacidos en el mismo año.

Hay un efecto patológico duradero: para quienes sobreviven a la infancia, la exposición a enfermedades a edad temprana produce inflamación y eso, a la vez, reduce la estatura a edad adulta.

Los dos efectos mencionados (de mortalidad y patológico duradero) pueden originar patrones sorprendentes. Una población con alta tasa de mortalidad puede tener estatura alta debido al efecto de selección.

A medida que mejora de alguna manera el ambiente de las enfermedades, puede comenzar a imponerse el efecto patológico duradero, con lo cual se reduce la estatura. Por último, a medida que los países logran un mayor progreso y las enfermedades infecciosas —entre otros factores— pierden relativamente su importancia, las condiciones mejoradas en la infancia resultarán en individuos de mayor estatura en la edad adulta.

Otro ejemplo, la estatura del adulto en países europeos

Ciertos estudios, como el titulado Adult Height and Childhood Disease (La estatura del adulto y las enfermedades de la infancia) dan cuenta de patrones interesantes obtenidos principalmente del registro de la estatura de 31 cohortes (1950-1980) en Inglaterra, los Estados Unidos y diez países de la Europa continental.

En todos los países ha decaído la mortalidad infantil y ha aumentado la estatura de los adultos. Por lo general, la disminución en la mortalidad infantil y el aumento de la estatura se registró en personas de la muestra que habían nacido el mismo año en cada país.

El hallazgo de que los individuos pertenecientes a grupos con alta tasa de mortalidad a edad temprana también presentan una tendencia a menor estatura, como promedio, también se ha reportado en otro estudio que utiliza datos históricos (principalmente del siglo XIX) correspondientes a Inglaterra, Francia, Suecia y Suiza.

Asimismo, dicho estudio revela que la mortalidad promedio en la vejez en cada cohorte se correlaciona más con la mortalidad infantil en dicho grupo (la cual capta el ambiente de las enfermedades en la infancia) que con su mortalidad infantil concurrente (la cual captaría las condiciones en la vejez, incluso, por ejemplo, los niveles de ingreso promedio a esa fecha).

En base a los resultados, las circunstancias de la primera infancia tienen mayor importancia que las circunstancias de la vejez para determinar no solamente el desarrollo cognitivo y el lenguaje, sino también la estatura a edad adulta y la mortalidad entre personas de edad avanzada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)